Provinciales | Atención al público | Coronavirus | ventas de los comercios minoristas

En el segundo día, también hubo largas filas en los supermercados

Alrededor de una cuadra y media de cola se pudo observar ayer, en el marco de la cuarentena total decretada por el Gobierno nacional. Es que, los supermercados son parte esencial para garantizar la provisión de alimentos para toda la comunidad de 9:00 a 18:00 horas y es en esa franja horaria cuando muchos piquenses se agrupan en fila para abastecerse.

La Reforma recorrió las calles de la ciudad para analizar cómo es el movimiento en tiempos de cuarentena. Ocurre que, personal policial realiza de manera frecuente operativos para garantizar el cumplimiento del Decreto presidencial, aunque algunos vecinos siguen circulando de manera habitual por los barrios.

Los supermercados locales lucen una importante cantidad de personas afuera de sus instalaciones a la espera de poder ingresar para realizar las compras habituales y de esa manera poder cubrir las necesidades básicas. Es el caso de las reconocidas cadenas de supermercados que se encuentran en las calles céntricas de la ciudad, y también en la periferia.

Por otro lado, en las despensas de barrio, minimercados, o comercios de rubros como panaderías, ferreterías o venta de artículos de limpieza se puede observar que muchos vecinos realizan la cola a la espera de ser atendidos, teniendo en cuenta que muchos de los locales comerciales cuentan con poco espacio para atender a los clientes.

Desacatamiento

Es el caso de algunos minimercados de barrio que no cumplen con las reglas. Ayer por la mañana, personal policial con la debida protección correspondiente, realizó actuaciones porque dentro de un supermercado chino se encontraban comprando más de quince personas y teniendo en cuenta que el espacio no es muy grande, se estaba cometiendo una infracción.

Es de público conocimiento que los comercios solo dejan ingresar de a pocas personas, teniendo en cuenta los metros cuadrados con los que se cuenta para garantizar que no haya aglomeración de gente adentro y de esa forma evitar cualquier tipo de contacto y contagio entre los clientes y personal de atención al público.

Ciudad con poca gente

Por otro lado, afortunadamente en algunos lugares se pudieron observar algunos espacios vacíos sin presencia de vehículos o personas a pie. Es que, las medidas de control por parte de las fuerzas de seguridad se endurecieron durante el viernes y seguirán actuando con las medidas de rigor correspondientes para evitar la aglomeración y la circulación de personas por la vía pública.

Es el caso de la Avenida Isidoro Brunengo que fue fotografiada por un trabajador de este diario a media mañana, cuando se veía libre de tránsito vehicular.

Dejá tu comentario