Provinciales | clase 1961 | General Pico

Emotivo reencuentro de la clase 1961

Se llevó a cabo en esta ciudad, el sábado último, el reencuentro de ex conscriptos de la clase 1961. La reunión congregó a casi medio centenar de ciudadanos que cumplieron con el Servicio Militar Obligatorio vigente en aquella época- en el Destacamento de Vigilancia Cuartel General Pico.

Así denominaban a la unidad del ejército que en la actualidad es conocida como Regimiento de Tanques 13, ubicado al norte de la zona urbana.La reunión de los exsoldados hombres hoy cercanos a los 60 años de edad- dio lugar a un reencuentro tan esperado como emotivo en un restaurante que, por algunas horas, albergó la alegría de recuperar una parte significativa de sus vidas.

A las anécdotas sobre situaciones propias de la vida de los “colimbas”, compartidas en los diferentes grupos y sectores a los que fueron destinados dentro del cuartel, se sumaron las charlas que les permitieron saber sobre los recorridos de vida que tuvo cada uno después de aquella circunstancia institucional obligatoria.

Así transcurrieron varias horas en las que algunos confirmaron la continuidad de trayectorias de trabajo, de estudio, deportivas, familiares que ya habían iniciado tempranamente apenas comenzada la década de los °80, en tanto otros sorprendieron a sus ocasionales compañeros de mesa del sábado -que nada supieron de ellos durante casi cuatro décadas-, al encontrarse en la actualidad con roles laborales y circunstancias personales muy distintas y contrastantes entre sí.

Sabiamente los años no pasan en vano- las decenas de ex compañeros de armas, hoy en diferentes roles comunitarios, supieron concentrar sus charlas, chistes y recuerdos en los puntos que refuerzan el afecto y el bienestar por el reencuentro al tiempo que, sin que nadie lo haya hecho explícito ni antes ni durante el encuentro, se evitaban los temas que por pasión, simpatías partidarias, cuestiones de fe u otras parcialidades, podían llegar a generar alguna polémica entre tantos allegados y conocidos.

La dotación de soldados clase 1961 en el mencionado destacamento del ejército estuvo integrada por aproximadamente 120 jóvenes, procedentes de numerosas localidades de las provincias de San Luis y La Pampa. Tras aquel paso por el cuartel, los caminos de los muchachos se bifurcaron.

Algunos regresaron y permanecieron en sus lugares de origen, otros transitaron caminos lejanos, algunos por elección y otros por la fuerza de las circunstancias.A casi cuarenta años de haber pasado por el Servicio, los ex conscriptos clase °61 se dieron el gusto del reencuentro y ya empezaron a pensar en una “juntada para el 2020”.

Dejá tu comentario