LA PROVINCIA | Intendente Alvear

El sueño pionero sentó las bases de un pueblo pujante Intendente

Alvear fue fundado en 1896, mucho antes de la llegada del tren que ocurriría en 1910. La historia primaria indica que las urgencias económicas del Estado Nacional, apresuran las mediciones para vender las tierras ocupadas y adjudicar los lotes en que se divide esta llanura a ambos lados de la línea de frontera.

El historiador Carlos Noé Caccia, dejaba plasmado en su libro ‘Historia de Intendente Alvear’ que Don Torcuato de Alvear, hijo del general don Carlos Maríade Alvear, vencedor de Ituzaingó, que fuera el primer intendente de la ciudad de Buenos Aires, luego del acuerdo con la Provincia y la mudanza de las autoridades de ésta a la recién fundada ciudad de La Plata, era ‘hombre del gobierno’.

Funcionario ejemplar, con ideas urbanísticas que marcaron para siempre el desarrollo de la ciudad, participó de esa venta y se le adjudicaron 100.000 hectáreas en lo que fuera la Sección Primera, Fracción B de la Pampa Central,tomando posesión de los lotes 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9 13 y 14, de aproximadamente 10.000 hectáreas cada uno.

Allí, un hijo suyo, Carlos Torcuato de Alvear, fundó o mejor, mandó a fundar a su administrador Fausto Falomir –ex capitán de guardias nacionales- la ‘población’(así se denominaban a los puestos o edificios que luego fueron las distintas estancias), edificando cerca del que fuera el ‘camino de la zanja’, a unos mil metros al norte del ex fortín Machado en la frontera de Alsina que iba hasta Italó.

La fundación

Carlos Torcuato de Alvear –ministro plenipotenciario en Francia y ministro argentino en el Perú, entre otros cargos públicos que ocupó- fundó el pueblo que lleva su apellido. Quiso que el nombre de su padre -Torcuato de Alvear quedara para siempre en la historia de uno de los primeros pueblos de a Pampa Central,donde se hallaban las tierras de su posesión.

El 3 de julio de 1893 envía una carta al gobernador general Eduardo Pico, donde dice –entre otras cosas- ‘teniendo conocimiento de la próxima instalación de una Municipalidad en el Primer Departamento, vengo a proponer a la gobernación el pueblo que he fundado denominado Torcuato de Alvear en terreno de mi propiedad…’. Una carta que dejó esa incógnita de que si la fundación ocurrió tres años antes de la fecha oficial. Pero el documento del censo de 1895, advierte que esta zona era todavía considerada rural, más allá de las familias pioneras que ya habitaban sus precarias viviendas.

El plano del pueblo fue trazado por el agrimensor Luis Aubin sobre las mismas tierras de los Alvear, que fue ambicioso como para el desarrollo de un importante centro urbano, con cuatro diagonales que confluían en las cuatro manzanas centrales ubicadas para espacios verdes. Casi una réplica del trazado original dela ciudad de La Plata. Aubin residió algún tiempo en la zona rural de Intendente Alvear, estrechando vínculos amistosos y profesionales con antiguas familias del lugar.

En esa geografía de pasto puna, gramilla y cola de zorro, con algún caldén y montecitos de chañares, entre la visión que ofrecían algunas lomadas, nació el pueblo. La fecha oficial de la fundación es el 26 de noviembre de 1896, la Municipalidad fue creada el 1 de febrero de 1907 asumiendo como primer intendente Robustiano Rodríguez.

El significado"Chapadleufú"

Intendente Alvear es cabecera del Departamento Chapaleufú, situado en el vértice noreste de la provincia de La Pampa.

Chapad: barro y Leufú: corriente o río. Es decir: corriente o río de barro. Pequeños riachos que unían entre sí lagunas de la zona, se convertían en barriales al ser pisoteados por animales en épocas de escasas lluvias.

La imagen de un gigantesco;río de barro' le dio el nombre a este pedazo de suelo pampa.

Pioneros y población

Antiguos documentos correspondientes al censo realizado en 1895 en el llamado Territorio de la Pampa Central, figuraban Fausto Falomir como administrador de la estancia ‘Ituzaingó’ y Enrique Tomkinson de la estancia ‘El Trequén’, ambos predios rurales pertenecientes a la familia Alvear.

También figuran otros nombres en la zona como el de Evaristo Sintas y Pío Matassi.

Otros establecimientos importantes de la primera época eran ‘La Caledonia’ de Francisco Gondra, ‘Santo Domingo’ de Bautista Heguy, ‘La Nueva’ de José Blanco, ‘San Ignacio’ de Ignacio García, más los campos de Pedro Guihlas,Vicente Bó y Manuel Caamaño.En chacras y campos de los alrededores de la incipiente población fueron asentándose las familias de Roque Marsiglio, Caivano, Juan Coletta, Félix Figliolo,Pedro Elorriaga, Villalba, Tarrío, Beloqui, Ramón Llanos, Benito San Román, JuanChotro, Dionisio Rodríguez, Robustiano Rodríguez, Vicente Bilbao, Mariano Falomir, Nepomuceno Ferreyra, Luis Steiner, Manuel y Fernando Lobo, Estanislao Cuello, Manuel Acosta, Luis Stanffer, Becerra, Gatica, Zelaya, Caseux, Acuña,Suarez, Noguera, Arrestía, Asteinza, Ohyanto, Luis Aubin, Evaristo Otero, Pedro y Graciano Salaberry, Cristino y Guillermo Hartfiel, entre otros.En 1908, se contabilizaban 180 viviendas en la planta urbana, que eranlevantadas con ladrillos construidos en el horno de Paulino Masch. Allí se asentaban también vecinos como Juan Martínez, Eusebio Basualdo, Juan Difrancisco, Eusebio Páez, Cirilo Colman, Juan Mendieta, Juan Escobar, RamónHerrera, Manuel Martínez, Ullúa, Molina, más Juan y Honorio Puysegur, que eranpropietarios de la mensajería que unía Intendente Alvear con General Villegas, enel oeste bonaerense.

Ya en 1914, el censo arrojaba una cifra de 2.295 habitantes para Intendente Alvear, tanto en la zona urbana como rural, marcando un sostenido aumento en el número de habitantes.

Mientras que en 1935, se contabilizaban 1.864 pobladores urbanos y 1.844 pobladores rurales, llegando a una cifra total de 3.385 habitantes.

Uno de los últimos censos realizados, el del año 1990, dejaba entrever definitivamente el gran éxodo rural hacia el pueblo: 5.651 pobladores en la zona urbana y solo 691 en la zona rural, sobre un total de 6.342 habitantes.

En la actualidad, Intendente Alvear cuenta con unos 10.000 habitantes.

Dejá tu comentario