DEPORTE | La Reforma | Pico Rugby | Rugby

"El rugby tiene muchas cosas que otros deportes no te dan"

Bárbara Pichot, referente y difusora del rugby femenino en el país y Sudamérica, dialogó con La Reforma en el predio de Pico Rugby Club, durante su visita a General Pico.

En la tarde de ayer, Barbi se reunió con integrantes de Pico Rugby en el predio que posee la entidad en Pueblo Nuevo de esta ciudad, con el objetivo de trabajar en una campaña que pueda renovar el rugby femenino y sumar nuevas chicas al deporte.

En este contexto es que La Reforma dialogó con Pichot, quien comentó que llegó a la ciudad el día viernes. “La Pampa fue un lugar que me quedó pendiente desde el año pasado, cuando cumplimenté la visita a 17 provincias y 4 países. Mi intención es darles una mano a todos los clubes que hoy tienen a pocas chicas jugando, para ver qué es lo que necesitan, lo que priorizan, y adónde quieren llegar”, estableció.

En este deporte, dijo que “las mujeres dan inicio a una edad más grande, y en este marco es que queremos invertir la pirámide y hacer que empiecen a jugar desde chiquitas, para que cuando lleguen a la edad plena deportiva podamos tener mejores equipos femeninos. Además, queremos que sea un deporte de mayor asistencia, tal como se consiguió con los varones. Es un proceso largo y requiere de mucho trabajo, se trata de romper un poco las estructuras que están establecidas y cambiar la aceptación social y cultural”.

Seguidamente, añadió que “de a poco podemos ir creciendo, aunque si bien las mujeres podemos ser un poco más complicadas, la idea es establecer buenos vínculos de unión para que el deporte siga creciendo”.

Consultada sobre cómo encontró la institución piquense anfitriona, detalló que “éste club es divino, rodeado de verde, tienen mucho pasto para jugar y buenas instalaciones, todo lo que se necesita para poder jugar”, señaló.

“El rugby femenino se aloja en el interior de las provincias, normalmente no inicia en los clubes más elitistas, sino en los de afuera. No se necesita demasiado, con que haya una cancha con pasto, donde las chicas puedan y se les permita jugar, está perfecto; un lugar donde se cambien, un gimnasio, y nada más. Hay clubes que están determinados para una cosa y otros para otra, quizás la cabeza de muchas personas pueda cambiar de ahora en más, y las cosas comiencen a ser distintas”, deslindó.

Rugby desde las primeras edades

Barbi Pichot describió qué es lo que se necesita para fomentar el rugby femenino. “El eje es comenzar desde las primeras edades, difundir que este es un deporte que inculca valores, siempre tiene que estar brindado por un buen entrenador, eso es clave. La UAR y todas las uniones están trabajando un montón para que estos entrenadores tengan la capacidad de poder enseñar los valores. Después, la parte técnica. Pero este es un deporte que difunde valores, por eso esto es más importante que la técnica, en una primera instancia”, indicó.

A su vez, estableció que “el primer camino es llamar a chicas que quieran participar, que quieran sentir pertenencia a un equipo, no fallarle nunca a una compañera, ser humilde y tener respeto por los demás. El rugby tiene muchas cosas que otros deportes no te dan”, añadió.

Continuando con la difusión del rugby femenino, Pichot expresó que “sería fundamental que los municipios pudieran trabajar en el rugby, para poder brindarlo desde la parte educativa que tiene este deporte”.

“El deporte no es el culpable”

La entrevistada brindó su punto de opinión sobre la problemática policial que inunda al mundo del rugby desde hace algunos días. Consideró que “creo que tenemos un país que atraviesa una crisis social muy fuerte. Yo publiqué en mis redes sociales una carta que escribió una madre, donde refleja que el deporte no es el culpable de ningún hecho, sino que lo somos nosotros, los padres, porque permitimos muchísimas cosas”, dijo.

“A estos chicos se les permitió ir a Villa Gessel solos, a cierta edad, sin comer, tomando alcohol y fumando. Estas cosas provienen de la casa, de cómo criamos a nuestros hijos. Va más allá del deporte que sea, sino que es parte de la sociedad en la cual vivimos y tenemos que trabajar para que no pase más. Esto no es un golpe al rugby, al contrario. Y que pateen la cabeza de un chico en el piso hasta que pierda la vida es algo que no podemos volver a permitir como sociedad, nunca más”, afirmó.

Identificación

De menera personal, Pichot contó que “nací en una familia de rugbiers, mi abuelo jugaba, mi padre, mi tío, mis hermanos y mis primos juegan al rugby. Nací y me crié en San Isidro, rodeada por ‘la ovalada’ toda la vida. Crecí con estos valores, los aprendí en mi casa”, respondió.

Y siguió. “El ambiente siempre fue de machistas, nunca pude jugar al rugby porque no era opción. Entonces hice hockey. En un momento de mi vida noté que era grande la necesidad de estar cerca de una cancha, por lo cual busqué la manera de vincularme”, comentó.

Barbi fue profesora de inglés durante 20 años. Pero después, dijo que “empecé a ver a las chicas jugar, y me enamoré del deporte viéndolo jugar desde mi género. Hoy quiero ayudar a todas esas chicas que quieren probar el deporte y lo pueden hacer gracias a que tenemos una sociedad más abierta en este sentido”, explicó.

“Tengo una energía inagotable para trabaja en esto. Nuestro papá nos enseñó que siempre hay que mirar para adelante, así que agarré la bandera del rugby femenino y les dije a las chicas ‘vamos para adelante’, siempre con esfuerzo, trabajo y humildad, desde abajo”, estableció, al mismo tiempo que sostuvo que “no considero que haya que aprovecharse de la condición femenina para nada, sino que tenemos que estar dentro del ambiente de igual a igual. Hay que romperse el alma muchas veces, pero después se valora muchísimo”.

En este deporte nunca hay que perder la humildad, la mujer no necesita empoderarse, porque ya es fuerte por sí sola. Necesita convicción y ganas, después, no la para nadie. Porque así somos las mujeres

Por último, remarcó que “con este tipo de clubes me saco el sombrero, vengo de un club que tiene todo, una cuota social altísima, pero esto es otra cosa. Veo que quienes asisten, es porque realmente tienen ganas y quieren jugar”, finalizó.

Pretemporada

Por otra parte, antes de que la cronista de este medio se retirara del predio, Ailín, una de las jugadoras y referentes de la entidad, comentó que el próximo sábado 15 de febrero, desde las 19:30, comenzará la pretemporada femenina de rugby.

En este contexto invitó a todas las chicas de 14 años de adelante que quieran participar de la actividad, conocer el deporte y sumarse a las prácticas en el predio de Pico Rugby.

Dejá tu comentario