DEPORTE | Rancul | Augusto ‘Lelo’ Trombetta | Atletismo

El 'Profe' Augusto Trombetta remarcó que "el objetivo está ampliamente cumplido"

(Agencia Rancul).- Augusto ‘Lelo’ Trombettaes la cara visible del atletismo de Rancul y el ícono de su nacimiento, hace 15 años. Recordó, en diálogo con diario La Reforma, anécdotas que guarda en su memoria como parte del crecimiento y el recorrido de un camino lleno de esfuerzo y sacrificio, no sólo de los profesores que fueron gestionando esta Escuela Municipal, sino también de los chicos que se sumaron a una disciplina totalmente desconocida en localidad, donde el futbol y el vóley, eran las primeras opciones para todos los jóvenes.

Hace unos años, ‘Lelo’ barajó una idea que pareció un poco descabellada para quienes eran parte del deporte en la localidad porque lo tradicional era lo que primaba. Aun así, su desafío siguió curso e implementó, con el apoyo del municipio, la Escuela de Atletismo que inicialmente funcionó en el terreno que fuera de la Familia Pérez, frente a la Escuela 234.

El ‘Profe’ Trombetta recuerda que la actividad “tuvo su comienzo cuando aún no teníamos en vista bien cuál iba a ser su desarrollo y, si a futuro, iba a funcionar bien o no. En ese momento hablé con Abel para que diéramos comienzo con ello y con el permiso de él iniciamos la escuela y ya no paramos más”.

Según lo que se pudo conocer, los primeros objetivos fueron ofrecer una nueva alternativa dentro de la comunidad con otro tipo de deporte, esa necesidad fue satisfecha con otro espacio y luego, con el correr del tiempo, se fue afianzando. “Creo hoy en día tenemos una identidad y formamos parte de la cultura deportiva del pueblo”, reflexiona Augusto remontándose sobre el inicio y la actualidad de la disciplina.

Del mismo modo, enlazó al atletismo de Rancul con los jóvenes que se fueron sumando a la apuesta y remarca que “el esfuerzo de los chicos y sus talentos han hecho que algunos de ellos se hayan proyectado a otros niveles y, lógicamente, nos preparó para atender sus necesidades y poder satisfacerlas desde lo técnico, de los lugares donde tenían que competir”.

Los inicios del atletismo en Rancul no fueron fáciles, “Lelo” recuerda que el camino por desandar fue dificultoso: “Comenzamos con muy poco material, no teníamos casi nada, ni tampoco un lugar establecido. Fuimos juntando y con los elementos que teníamos que había en el IAR, sumados a los que me alcanzó Abel, Laura Lichotop también nos dio algunas cosas, en conjunto con lo aportado por Ariel Sclarandi quien nos brindó discos y unas jabalinas, de a poquito fuimos teniendo los implementos y las cosas básicas”, añadió.

Además, rememoró que podían usufructuar un predio frente a la Escuela 234, gracias a un importante aporte municipal que lo limpió, sino que realizó una pista de atletismo. “Yo también ejercía en dicha institución educativa, la cual nos cedió elementos y así pudimos dar inicio a esta actividad”, apuntó.

Siempre recordando a sus alumnos, Augusto habló sobre aquellos primeros competidores y con una sonrisa remarcó que “recordar esos 8 o 10 chicos que llevamos a Trenel un 5 de Mayo de 2005 y ver hoy que sirvió para desandar un camino que hemos pasado con mucho esfuerzo y sacrificio. Tuvimos momentos que marcan la vida misma porque compartimos alegrías, tristezas, y eso aporta gran felicidad cuando los pibes lograban clasificar a un torneo Evita. Todo ha sido con esfuerzo, pero también con mucha satisfacción”, resalta.

A lo largo de estos años, la colaboración del Estado también ha sido importante y en ese sentido, el entrevistado resaltó que “es importante también hacer hincapié en el acompañamiento del municipio”. “Cuando dimos comienzo con la escuela estaba en ese momento Eduardo Orlandi que nos abrió sus puertas y pudimos iniciar en esto con comodidad. Si bien recién iniciábamos, después hubo una gestión muy importante que fue la de preparar el terreno donde estamos actualmente, que se propuso que estuviera directamente cedido para una pista de atletismo. Eso fue un respaldo grandísimo que tuvimos con el cual siempre estamos agradecidos. Luego llegó al Poder Ejecutivo Mario González que fue quien armó baños y un depósito, Minino (por Horacio Castro) lo completó preparándolo de otra forma: le dio un formato mejor, con más comodidad y a su vez, también se creó el SUM en el mismo predio”, aseguró.

En cuanto a esta obra que fue de fundamental importancia en el crecimiento de este deporte en Rancul, Trombetta apuntó que “en su momento Horacio me llamó para decirme si podía ser factible la construcción del SUM en el complejo de atletismo que teníamos, porque cuando se presentó el proyecto querían mejorar el polideportivo actual y había algunas diferencias con ese proyecto. Cuando me preguntó, directamente le dije que lo cerrara así y luego veríamos en forma conjunta cómo correr la pista. Así fue que analizamos hacerle mejoras a la pista y tuvo la forma en que hoy la conocemos”, detalló.

Así, se fue creciendo desde lo estructural con repercusiones en lo deportivo. Augusto resaltó también el rol de las familias y explica que “a todos les estoy muy agradecidos, fundamentalmente a los padres porque hubo gente que nos ayudó muchísimo. La familia Tula, por ejemplo, cuando estábamos recién llegados al terreno y no había absolutamente nada limpió todo y colaboró para concretar la pista. En ese momento, hicieron el aguante y nos guardaba todos los elementos en casa de Miguel”, recuerda.

El ‘Profe’ también resaltó que “aún dentro de las dificultades mantuvimos la pasión y las ganas, más que de mi parte, de los chicos, porque había que contenerlos y mantener las expectativas para que fueran partícipes”. De esta manera, indicó que los precursores y los animadores de la Escuela de Atletismo, por recordar algunos fueron: Gustavo Parola, Néstor Lucero, Saúl Lucero, Pato Medina, Romina Larrea, Daiana Sartori, Daiana Tula, Araceli Suarez.

Recordarlos a todos sería muchísimo y nos olvidaríamos de algunos. Después, en la medida que íbamos aprendiendo, los chicos enseñaban a otros porque de pronto nos encontrábamos con mucha cantidad y en un mismo horario hacer las mismas pruebas se hace muy difícil

Dentro de este camino y sus obstáculos, tenía el desafío que las disciplinas que encierra el atletismo hicieran cimientos en un pueblo donde los deportes tradicionales estaban firmemente arraigados: “Yo recuerdo que Abel fue muy reticente porque estábamos acostumbrados al futbol, al vóley y se había hecho algo de básquet femenino en años anteriores, eran los deportes tradicionales los que más se practicaban por ese entonces”, añadió.

Y así fueron surgiendo las competiciones locales, zonales, provinciales, nacionales e incluso los atletas locales llegaron a competir de modo Internacional. El “profe”, en ese sentido, aseguró que se fueron hallando los espacios suficientes para que los jóvenes se desempeñen con efectividad, obteniendo resultados a nivel nacional. “En las escuelas podíamos ver el talento y la capacidad de algunos chicos para lo que era el lanzamiento, dentro de algunas disciplinas propias del atletismo”, agregó.

De esta manera, se contactó con los padres y tutores a fin de mantenerlos dentro de este ámbito deportivo, evitando que los deportistas no decayeran en sus intenciones. Siempre fue un trabajo muy arduo porque en el atletismo hay una diferencia con el fútbol que lo implementas igual porque van muchos chicos. Acá cuando encontrás un muchacho con capacidad, no querés que deje de ir, entonces se habla con los padres y se busca la forma de seguir conteniéndolo”, señaló.

Títulos y medallas han significado un gran estímulo para quienes se van sumando al atletismo. “A medida que fuimos proyectando a los chicos a nivel provincial, con la oportunidad de hacerlo a nivel nacional. Vimos que con nuestro trabajo los chicos también accedían a otros niveles, nombrando por ejemplo a Ainara Bertolino quien salió subcampeona en los Juegos Evita en lanzamiento de bala y campeona en disco. Con eso convalidó la posibilidad de que fuera a Perú y después Fernando Urquiza, que se mantuvo cuatro años como campeón argentino en jabalina, participando en un mundial. Además, fue campeón sudamericano. A su vez, Cristian Sánchez ha competido nacionalmente y se ubicó tercero en los Juegos de la Araucanía en Temuco”, explicó.

Si bien la actualidad de la disciplina se encuentra afectada por la pandemia de COVID -19, Trombetta no dejó su continuidad al azar y detalló que “con el gobierno actual del municipio ya hablamos respecto al desarrollo deportivo. Con Hernán se habló de las posibilidades de seguir con el atletismo al nivel que se alcanzó, porque lógicamente cada participación de un chico a nivel nacional tiene una erogación de dinero bastante significativa”.

Mas allá de las historias y la riqueza de haber gestado esta Escuela, en el balance general, Trombetta destacó que “no me arrepiento de absolutamente nada, ni de ir a buscar un chico para un torneo importante, aunque haya que hacer sacrificios especiales por el mismo. Anécdotas tenemos muchísimas, en los primeros tiempos, por ejemplo, corrían de alpargatas porque sentían los pies más livianos, cosas que quedan en el recuerdo”, graficó.

“Cada uno de los que han pasado por el establecimiento, se tienen que sentir parte de esto, de este objetivo cumplido que hemos tenido en estos 15 años y que ojalá siga en Rancul. Todos ellos han sido parte fundamental en esto y han sido los reales protagonistas del desarrollo del atletismo. Los que fueron y los que están”, apuntó.

Lelo también resalta la colaboración de todos los vecinos de la localidad y explicando que se cumplió el objetivo gracias al aporte de la ciudadanía de distintos sectores. Las familias de la localidad fueron fundamentales para que ello pueda hacerse efectivo.

Dejá tu comentario