Provinciales | Banco de La Pampa

"El momento macroeconómico que nos toca transitar es crítico"

El presidente del Banco de La Pampa, Alexis Iviglia, sostuvo que el actual momento macroeconómico "es crítico" y que afecta de manera directa "a una empresa como la nuestra", advirtiendo en ese marco que "debemos monitorear la calidad de la cartera".

Iviglia encabezó el lunes por la noche la inauguración de la nueva sucursal en el Barrio Esperanza, y en ese marco agradeció tanto a la Provincia como a la Municipalidad, “por el trabajo conjunto en el objetivo de seguir mejorando cada día la calidad de vida de todos los pampeanos”.

Rol y desafíos del BLP

En ese ámbito, el presidente planteó la pregunta sobre el rol que debe tener una empresa como el Banco de La Pampa. Al respecto, sostuvo que “las instrucciones emanadas son políticas de Estado por parte de nuestro accionista principal (la Provincia) y son muy claras, debemos seguir adelante con una sola premisa: mejorar, mejorar y mejorar”, enfatizó.

“Estamos convencidos que sin pausa debemos ir cumpliendo los objetivos de forma de lograr la satisfacción de nuestros clientes y las expectativas de nuestros accionistas, sin descuidar los criterios de prudencia que tanta relevancia tienen en esta industria”, sostuvo.

Momentos críticos

Ivilgia remarcó que “como todos sabemos el momento macroeconómico que nos toca transitar es crítico y no deja de afectar de manera directa a una empresa como la nuestra”, y agregó que “en términos globales el sistema financiero enfrenta hace años desafíos que han evolucionado y transformado el negocio bancario de manera significativa, demoliendo los tradicionales esquemas de una banca que dejó atrás hace tiempo su carácter conservador y estructurado”.

En este sentido deslizó que “el sistema financiero argentino no es ajeno a la cuestión, encontrándose en la actualidad fuertemente afectado por nuevas tendencias e impactado por un mercado de muy bajo dinamismo”.

Dentro de este marco, Iviglia trazó los principales desafíos del directorio del BLP, destacando en primer lugar la cuestión de la rentabilidad y la eficiencia. “Enfrentamos en este sentido y como reto, lograr una mayor eficiencia en nuestros procesos y en nuestro modelo de negocios, de forma que se contribuya a estabilizar los gastos operativos y por ende se reduzca el costo final de la cartera de financiación”.

En segundo lugar, el directivo enfatizó que “debemos monitorear la calidad de la cartera que viene evidenciando un lento aumento de la morosidad y es dable esperar que esa tendencia se siga manteniendo en los próximos meses”.

Por eso dijo que el desafío del directorio será “llevar adelante un adecuado nivel de monitoreo del stock de préstamos, pero fundamentalmente realizar apropiados controles en la originación de nuevas operaciones crediticias”.

Consultado por esta Agencia sobre esa creciente morosidad, Iviglia dijo que “hay algunos indicadores todavía en niveles muy bajos, ya que la mora es menos del uno por ciento de la cartera, pero de a poquito va subiendo, y es razonable por la situación (económica). No hace falta trabajar en el Banco para saber cuál es, pero nosotros la monitoreamos muy de cerca porque siempre es un tema muy delicado, y por eso debemos extremar los recaudos en la asignación denuevas operaciones para que en definitiva terminen siendo una verdadera ayuda en el caso de las empresas o los individuos, y no un salvavidas de plomo que luego los termine perjudicando más de lo que los ayuda”.

Fondeo limitado

Por otro lado, Iviglia sostuvo que “tenemos un fondeo limitado ya que los depósitos del sector privado siguen siendo la principal fuente de financiamiento, con una composición estructural que revela una limitada capacidad de alargar los plazos”.

También reconoció que “debemos bregar por la inclusión financiera que será todo un reto de cara al futuro”, y agregó que “la economía argentina se encuentra alejada aún de los indicadores de bancarización de la región, y representa un volumen muy menor en términos de su PBI”.

Finalmente, el presidente del BLP dejó en claro que “estamos en presencia de una transformación digital” y en este sentido sostuvo que “nuestro modelo de negocio queda impactado por tecnologías disruptivas de transformación digital que deben ser analizadas en cada caso de forma de poder definir una estrategia acorde a nuestra entidad”.

Agregó que en este aspecto “resulta relevante colocar a nuestros clientes en el centro de la cuestión, y asegurarnos un nivel de confianza y fidelidad”, planteando que “nuestro último desafío radica entonces en asegurarnos entender a nuestros clientes y sus necesidades, y a partir de ese pilar construir un proceso de transformación digital integral y a medida”, porque, advirtió, “sin el cliente en el centro cualquier proceso de transformación se transformará obsoleto”.

Iviglia indicó que el Banco de La Pampa, una sociedad de economía mixta, es una PYME de La Pampa “que representa menos del 1 por ciento del sistema financiero argentino, sin embargo aclaró- el objetivo del directorio es trabajar para hacer crecer la empresa que nos toca conducir”.

“Cada día intentamos hacerla más grande, más sólida y más eficiente. Esa ha sido una directriz marcada por el gobernador Ziliotto y todo su equipo”, dijo, para que sea “un banco cercano a la gente, que privilegie la oferta de créditos accesibles a la producción y a la familia pampeana”.

‘Procrear pampeano’

Consultado por La Reforma sobre el denominado ‘Procrear Pampeano’, Iviglia indicó que “en esto tengo que ser claro con las instrucciones del gobernador (Ziliotto): el Banco tiene que colaborar con el Gobierno en la solución de los problemas de viviendas, sea a través de una especie de procrear, sea a través de préstamos hipotecarios para la construcción, ampliación o refacción”.

Indicó que “en esto estamos trabajando. Tuvimos una reunión con la Cámara de la Construcción la semana pasada y nos vamos a volver a reunir el miércoles (por hoy). Esperamos entre todos poder presentar una oferta que le sea útil a los pampeanos, con la herramienta financiera del Banco y que sirva para construir viviendas, que la gente tenga un techo digno, y sobre todo, como segundo objetivo, para poder generar mano de obra y dinamizar la economía, que siempre viene bien”.

Dejá tu comentario