Provinciales | Producción

El Ministerio de la Producción analiza la situación de los emprendimientos financiados por 'Promoción Económica'

El financiamiento de las empresas siempre es una materia fundamental a la hora de definir inversiones, y es por eso que desde el Ministerio de la Producción se puso en marcha, ya hace algún tiempo, una línea de créditos destinado, fundamentalmente a jóvenes emprendedores.

Los actuales funcionarios se encuentran hoy haciendo un relevamiento de esas alrededor de 900 empresas, que ahora tienen la certidumbre respecto a la cuota que tendrán que pagar por el crédito otorgado, que desde el 1 de enero último, tiene un interés de apenas el 6 por ciento anual.

El subsecretario de Desarrollo Local, Ariel Aquino, señaló que “actualmente estamos evaluando el funcionamiento de los emprendimientos que se crearon a partir de la línea de créditos de la Ley 2817, que es la de Promoción Económica. Estamos llevando a cabo un diagnóstico de situación, habida cuenta que la norma preveía una tasa subsidiada que estaba atada a una tasa de referencia que es la del Banco Central, pero sabemos que durante los últimos 18 meses del gobierno anterior esa tasa creció muchísimo, con lo cual aumentó la tasa de estos créditos, lo que hizo que algunos emprendimientos nuevos tuvieran problemas”.

Acotó que “habiendo tomado nota de la situación, el Gobierno de La Pampa aprobó la modificación de la Ley y de las tasas, que quedaron fijadas en el 6 por ciento en el año 2020. Logramos la adhesión de todos los municipios sobre el fin del año, por lo tanto, a partir del 1 de enero comenzó a aplicarse esa tasa, con lo que apunta a subsanar la situación”.

“Desde la subsecretaría llevamos relevados unos de 30 municipios, se está haciendo el diagnóstico de situación, pero aún no podemos hacer una evaluación. Nos estamos reuniendo con los equipos técnicos de las intendencia y en algunos casos nos juntamos con los beneficiarios para conocer, de primera mano, cuáles son las dificultades que han tenido y qué cosas deberían pulirse para pulir lo que sea necesario dentro del enorme trabajo que se ha hecho”.

El Director de Micro Emprendimientos y Micro PyMEs, Marcos Pico, remarcó que “el esfuerzo más relevante se hizo para es evitar el aumento de las cuotas en un período de crisis donde las ventas han bajado considerablemente. Fijando la tasa en un 6 por ciento para todo el año significó llevar buenas noticias, de allí la necesidad que todos los municipios adhirieran para que en enero todos los beneficiarios pudieran tener una cuota sustancialmente más baja, pero además con la certeza que no le va a aumentar en todo el año. Es muy importante para una empresa nueva tener una cuota fija, porque eso genera la certeza que necesita este tipo de empresas, que son generadoras de mano de obra”.

Aquino remarcó que “la inmensa mayoría de estas empresas está en pie, están funcionando y algunos casos pudieron mantenerse también con el esfuerzo de los municipios que pudieron aguantar alguna leve morosidad en el pago de las cuotas, pero en general están funcionando y trabajando en la actualidad”.

Reveló que “de los 900 emprendimientos, algunos son nuevos y otros sumaron algún servicio o alguna maquinaria nueva a lo que ya tenían”, a lo cual Pico destacó “la importancia que tienen este tipo de empresas, por eso creemos que esta es una herramienta fundamental para el desarrollo de muchos pueblos de la Provincia, que hubiera sido muy buena si no hubiera ocurrido la debacle económica y el aumento desmesurado de las tasas, que fue lo que generó el mayor problema en los emprendimientos”.

Recalcó que “esta herramienta permite llegar a gente que quizá no tiene acceso al crédito bancario. Se otorga a través de los municipios y está destinada a aquellos actores de la economía provincial que no tienen acceso esa posibilidad, fundamentalmente porque son emprendedores nuevos y jóvenes, o porque las tasas de interés del mercado no se lo permiten. El principal objetivo de la línea es llegar a emprendedores jóvenes que están fuera del sistema bancario, pero que quizá tienen el capital social y económico para acompañarlo, porque hay familiares que los pueden acompañar para que el emprendimiento funcione”.

Aquino explicó que “la línea abarca cualquier actividad económica, ya sea destinada a a la producción, como a los servicios o al comercio. Hoy, la mayoría tienen que ver con servicio y comercio, pero la idea del ministro (Ricardo) Moralejo es que los nuevos créditos que se otorguen vayan a la producción, aunque sea primaria”.

Por último, manifestó que “también tenemos la directiva de hacer un acompañamiento a los beneficiarios de los últimos cuatro años a través de cursos de capacitación. Estamos viendo la forma de regionalizarlas para que puedan llegar a todos los beneficiarios de estos créditos en todo el territorio provincial. Además, creemos que es necesario también capacitar a los nuevos beneficiarios, o sea, que tengan una capacitación previa al otorgamiento del beneficio”.

Dejá tu comentario