Provinciales | Juan Bautista Vairoleto

El jinete Javier Prato recorrió a caballo los caminos de Vairoletto

Javier Prato oriundo de Embajador Martini unió a lomo de caballo el recorrido entre localidad pampeana de Eduardo Castex y Carmensa, en la provincia de Mendoza.

Embajador Martini (Corresponsal) - De esta manera emuló el camino que Juan Bautista Vairoletto realizó para radicarse clandestinamente hasta que fue abatido un 14 de septiembre de 1941.

Tras iniciar la travesía en Eduardo Castex, el jinete Prato continuó por Conehllo, Rucanelo, Luan Toro, Telén, Santa Isabel, para luego ingresar a la provincia de Mendoza.

Javier Prato es un conocedor y admirador de Vairoletto y desde hace unos 20 años siempre tuvo el sueño de hacer la travesía a caballo, que ahora cumplió con una actividad que se inició el pasado domingo 1 de septiembre y finalmente cumplió la meta de llegar a destino ayer, 14 de septiembre, fecha aniversario de la violenta muerte del legendario ‘bandido rural’.

El cabalgante, un trabajador rural de nuestro medio que contaba con algunas experiencias de cabalgatas partió con 4 caballos y el apoyo logístico de su suegro, también trabajador rural de la localidad, Jesús Agüero, que lo hacia en una camioneta.

Prato comentó que a lo largo de los 417 kilómetros vivenció el acompañamiento de la familia, amigos y los lugareños, que en cada etapa del camino no lo dejaron de respaldar con invitaciones tanto de particulares como intendentes de varias localidades, ya sea para compartir una mesa o brindar un lugar para descansar, hacer noche, además de recibir atención para los caballos con los que “gracias a Dios no hubo ningún inconveniente”.

En Carmensa, esta fue la primera vez que se recibió a cabalgantes emulando el camino de Vairoletto. Conocida la iniciativa fue tomada con agradecimiento por lo que el Delegado de la zona y el intendente de General Alvear decidieron recibirlo de una manera especial. Varias agrupaciones tradicionalistas también a caballo se sumaron y acompañaron para completar el recorrido final de la trascendental proeza.

En el lugar se sumó gente y también familiares y amigos que llegaron desde Embajador Martini. Como testimonio del viaje los pampeanos dejaron en el predio de Vairoletto una bandera con las fechas de partida y llegada, además de unas fotos impresas en la misma.

Los caballos utilizados en la travesía fueron cuatro, el Alazán ‘Marucho’, una ‘tobiana negra’, Princesa; una ‘tobiana colorada’, Filomena, y la ‘baya gateada’ llamada India.

A 78 años de su muerte, ¿quién fueen vida Juan Bautista Vairoleto?

Juan Bautista Vairoleto (Cañada de Gómez, Santa Fe; 11 de noviembre de 1894 - Carmensa, Mendoza; 14 de septiembre de 1941) fue un conocido bandido rural y cuatrero argentino de la región pampeana. En las fuentes judiciales es citado como Vairoleto y a veces como Bairoletto.

Segundo hijo de seis hermanos de padres italianos, Vittorio Vairoleto y Teresa Mondino, nació el 11 de noviembre de 1894 en Cañada de Gómez, Provincia de Santa Fe, Argentina. Ayudaron en el parto una vecina de chacra que estaba muy cerca y otra mujer.

Dos meses más tarde, el 14 de enero de 1985 el capellán de la colonia San Jorge, padre José Ponta, bautizó al niño Juan Bautista y fueron sus padrinos Francisco Vairoleto y Margarita Mondino (partida de bautismo, Parroquia San Jorge: Libro 1-Folio 72. Ciudad de San Jorge, Prov. de Santa Fe).

Ya siendo adulto, Vairoleto escapó de la Justicia luego de matar al comisario de la ciudad de Eduardo Castex, provincia de La Pampa, llamado Elías Farach, en una disputa amorosa por una prostituta del lugar. Su frondoso prontuario acumuló presuntos robos, hurtos, reparto de propaganda anarquista, asaltos y muertes. Pero ello no hizo mella en la admiración popular. Admiración que lejos de decaer se fue incrementando con cada nuevo crimen y nuevo escape.

Este bandido ha sido conocido por robar a gente adinerada para dar a los pobres, quizá la razón por la cual se ganara su apodo de “Robin Hood Argentino” o el “Robin Hood Criollo” siendo un mito luego de su muerte. Se suicidó de un disparo en la cabeza, antes de ser atrapado por la policía pampeana que rodeaba su casa.

Había sido entregado por su amigo, Vicente Gascón, por una recompensa que las fuerzas de la ley habían ofrecido a quien diera información. La versión oficial sostiene que fue abatido por balas policiales el 14 de septiembre del año 1941, en la localidad de Colonia San Pedro de Atuel, en la Provincia de Mendoza, pero su esposa dice que se suicidó para evitar el deshonor de ser capturado.

Fue velado en el Salón de la Biblioteca Popular Sarmiento de General Alvear en la provincia de Mendoza.

Dejá tu comentario