Provinciales | Coronavirus | coronavirus | General Pico | Gobierno Nacional | Municipalidad | Policía | Tránsito

El cierre comercial ayudó al aislamiento

La emergencia sanitaria que vive el mundo por Coronavirus transitó hoy un nuevo día de cuarentena obligatoria la Argentina. En esta ciudad, gracias al cierre comercial que se estableció hasta el martes incluido, se logró disminuir la circulación de personas, más allá que lamentablemente algunos siguen sin acatar el aislamiento.

Afortunadamente las calles permanecieron prácticamente vacías durante toda la jornada dominguera, a diferencia de lo ocurrido durante los dos primeros días de cuarentena obligatoria por Coronavirus.

Es que tanto viernes como sábado miles de personas permanecieron circulando por General Pico con distintos argumentos, principalmente el de estoquearse de alimentos para el atípico ‘finde‘ largo que atravesamos por estas horas.

Otros, en su gran mayoría, cumplieron con el protocolo de aislamiento y aprovecharon la situación para realizar tareas hogareñas, principalmente de limpieza, motivo por el cual en algunos barrios se veía esta tarde una importante cantidad de basura acumulada.

Asimismo cientos de personas salieron a la calle “porque sí” y fueron demoradas por la Policía. Hasta la tarde del domingo se habían generado alrededor de 500 causas judiciales por incumplimiento a la cuarentena.

Por todo esto, vale apuntar que el cierre comercial impuesto por la Municipalidad hizo que hoy el tránsito se parara, como requiere la emergencia sanitaria global que semanas atrás llegó a la Argentina para preocupación de todos. El viernes pasado, bajo la consigna ‘Quedate en casa‘, el Gobierno Nacional impuso una cuarentena obligatoria que, en principio, se extenderá hasta el 31 de marzo.

El objetivo de la medida es claro: que no circulen las personas y evitar con ello la multiplicación de casos de Coronavirus en el país. Por fortuna, en General Pico, hoy se vieron las calles vacías y fue una ‘foto positiva‘, en el marco de una pandemia sin precedentes que tiene en vilo a la comunidad en general. Ojalá se continúe repitiendo.

Calles sin autos ni motos, con basura frente a las viviendas. Una postal del domingo piquense.

Dejá tu comentario