Provinciales | Intendente Alvear | Juzgado Contravencional | Sebastián Rawson Paz | Francisco Traverso | Juan Cruz Barton

El caso de espionaje en Intendente Alvear, ¿se arregla con una multa?

Intendente Alvear (Corresponsal) - La causa por la cámara oculta en el despacho del intendente municipal de Intendente Alvear, hecho denunciado el pasado 4 de diciembre de 2019, comenzó a “moverse” en el Juzgado Contravencional de General Pico a cargo del doctor Sebastián Rawson Paz, luego de la finalización de la feria judicial.

El grave hecho que conmocionó a la localidad alvearense, podría caer en un “vacío legal” y, de haber responsables, todo se arreglaría con una multa. Insólito.

Respecto al hecho, cabe recordar que el entonces intendente Francisco Traverso descubrió en su propio despacho una cámara de video, oculta en un sensor de alarma que apareció colocado en una de las ochavas de ese sector del edificio municipal.

Traverso (Frente Vecinal) se comunicó inmediatamente con el entonces electo intendente Juan Cruz Barton (Partido Justicialista) y llamó a la Policía local. Luego llegó la policía científica e inmediatamente se iniciaba la investigación.

En ese marco, incluso se tomaron varias entrevistas a empleados municipales y trabajadores que estaban realizando tareas de refacción en el lugar. Hasta se llevó a cabo un allanamiento.

Ante el estupor que causó la situación, Traverso, visiblemente consternado y a sólo cinco días de dejar su cargo, había sostenido ante la prensa en ese momento que “estamos shockeados, alarmados. Hemos descubierto que en la oficina donde funciona el despacho del intendente, se ha colocado una cámara oculta, disimulada en un sensor de alarma. El miércoles viajé a Santa Rosa, pasé por la Municipalidad a dejar unos sobres y vi ese sensor. Me llamó la atención, le saque unas fotos, le consulté a mis secretarios porque en el trabajo diario uno por ahí no se da cuenta si estaba antes o no y evidentemente antes no estaba. En la mañana de este jueves, saco el sensor, lo abro y aunque entiendo poco, había cables que no correspondían a un sensor”.

El ex intendente agregaba en diciembre pasado que ante la sorpresa, “llamo a un técnico de la localidad y además, me pongo en contacto con el ingeniero Iglesias de nuestra cooperativa. Me confirma que es una cámara HD de video, que filma pero que no tiene sonido, el cable salía hacia el patio interno donde hay más cables que van hacia el techo, muy burdamente puesto. En ese mismo momento llamo al intendente electo Juan Cruz Barton, estamos a días del traspaso de gobierno, le dije que viniera urgente. Y llamé a la Policía”, añadió poco Traverso poco tiempo después del hallazgo.

Sostenía además que “esto está en manos de la Justicia para que se investigue, no voy a hacer ningún tipo de conjeturas, pero es mi obligación hacer conocer el episodio al intendente electo, porque en realidad no sabemos para quien iba el ‘disparo’, qué objetivo tenía esto, si es que tenía un objetivo. Más que hacer daño, no tenía”, aseveró.

Intencionalidad

¿Qué intencionalidad tenía quien o quienes colocaron la cámara de video en uno de los sensores de alarma del despacho comunal, en una de los ochavas de la puerta de ingreso a ese lugar?.

No se precisa ser muy avezado como para hacer una conclusión primaria inmediata: había dos objetivos. El primero, ‘espiar’ en un futuro inmediato a Barton, que estaba a solo cinco días de asumir como jefe comunal. El segundo objetivo, Traverso. Uno supone que si esto se descubría meses después, la reflexión inicial hubiera sido: Traverso le dejó una cámara oculta a Barton. Es decir, la intencionalidad sería doble: intentar perjudicar tanto a Traverso como a Barton.

Ahora: ¿Quién se beneficiaría con todo esto?. Una pregunta que todavía no ha encontrado respuesta contundente. Rumores, sobran.

Dejá tu comentario