LA PROVINCIA | Municipalidad de General Pico | Tránsito

Dos carteles, una alerta y varias multas

No son pocos los piquenses que en los últimos días se vieron sorprendidos al observar un cartel, realizado a mano, sobre una cartulina amarilla y letras negras, que alerta a los conductores que en la calle 11, entre 18 y 20, una cámara detecta infracciones y luego se labran las correspondientes "fotomultas".

Según se supo, ese instrumental fue colocado por la Municipalidad de General Pico hace aproximadamente dos meses, y muestran -fundamentalmente- el lateral izquierdo de la calzada (según el sentido de circulación), donde habitualmente los conductores se detienen para esperar sus turnos para ser atendidos en la estación de servicio situada en la esquina que forman las calles 20 y 11.

Allí hay algunos carteles que dicen claramente que está “prohibido estacionar o detenerse”, en el sector que el cordón que se encuentra pintado de rojo, que es en el segmento donde la vereda es más ancha, frente a la confitería situada en 11 y 18, hasta el garaje del edificio de varios pisos que hay en el lugar.

Es cierto que la prohibición está perfectamente demarcada, pero también que detenerse allí es para los conductores un mal hábito, pero hábito al fin. En ese marco, es normal ver cómo en días determinados, fundamentalmente los sábados (donde las tarjetas de crédito del Banco de La Pampa ofrecen importantes promociones), las colas de autos no solamente llegan hasta la ochava, sino que, en muchas oportunidades, hay quienes deben detenerse sobre la 11, antes de cruzar la 18, por la gran cantidad de rodados.

Quizá sea pertinente hacer algunas consideraciones. Primero, que, más allá de intentar alertar a desprevenidos conductores, quien haya colocado en mensaje en el cartel de “prohibido estacionar o detenerse” ha cometido una falta, ya que no se debe modificar la cartelería, ni colocar ningún tipo de leyenda. Quien lo hizo, podría ser sancionado.

Segundo, que, seguramente, muchos conductores no conocen (aunque deberían hacerlo) cuál es el límite sobre el cual se puede detener el rodado y en qué sector se puede hacer para esperar el turno de ser atendido en la estación de servicio.

Tercero, que hace mucho tiempo que esa situación se viene repitiendo, en principio, sin ningún tipo de sanción, por lo que se transformó en una especie de (mal) “uso y costumbre”.

Para que quede claro, los conductores que desean cargar combustible en la estación de servicio ‘Petrosurco’ de la calle 20 esquina 11, deberán ingresar por esta última arteria y podrán detenerse solamente en el segmento de la calzada donde el cordón está pintado de color amarillo, porque si lo hicieran donde está pintado de “rojo” es probable que a los pocos días se encuentren con una ‘fotomulta’ y tengan que pagar por la infracción.

Dejá tu comentario