Provinciales | Fernanda Alonso | lenguas extranjeras

Docentes particulares de idiomas requirieron la reapertura de la actividad

Los profesores de lenguas extranjeras presentaron a la intendenta Fernanda Alonso un protocolo de trabajo respetando normas de seguridad en las aulas.

Un grupo de representantes de instituciones locales que imparten clases de lenguas extranjeras mantuvieron esta mañana un encuentro con la intendenta Fernanda Alonso. Como otros sectores económicos y productivos de la ciudad que mantuvieron encuentro con la jefa comunal, solicitan la posibilidad de reanudar las actividades que realizan dentro las aulas.

En este sentido, la profesora María Alejandra González comentó que dialogaron Alonso para plantearle la situación que atraviesan las distintas instituciones estudiantiles. Además, y si bien no está contemplada por el momento la reapertura de las aulas, aseguraron se han llevado a cabo las clases a través de distintas plataformas digitales.

Aunque pertenecemos al ámbito de la educación, somos educación no formal y estamos dentro del rubro de comercio. La enseñanza de una lengua se ha vuelto muy importante, pero frente a la situación desatada por la pandemia, a la hora de priorizar, los padres hoy la ponen en un segundo plano

Entre los motivos que provocan esto, destacó la situación de desborde que sufren los padres frente a la cantidad de tareas escolares que tienen sus hijos, sumando a las cuestiones de índole económica: “El aprendizaje de una lengua es una cuestión que hoy los padres están dejando de lado. La gran mayoría ha optado por abandonar el plan de estudio y de esa manera aliviar un poco la carga económica familiar”, indicó. A raíz de ello, el sector se encuentra muy complicado: “Tenemos que seguir haciendo frente a los compromisos y los gastos y nos vemos con una merma económica muy importante”, apuntó.

Los docentes le presentaron a la intendenta un protocolo de trabajo para resguardar la salud de alumnos y profesores: “Considerando que el número de estudiantes que nosotros manejamos por aula es tantísimo comparado con una escuela, nos permitiría guardar el distanciamiento que se requiere, siguiendo todas las normas de sanidad e higiene recomendadas. Sumado a ello, planteamos el uso de tapabocas, higienizando todo antes y después de cada clase, no permitiendo el desplazamiento en las aulas, sugiriendo que cada alumno maneje sus propios útiles y que, a la hora de corregir no se acerquen hasta el pupitre del docente, si no que se de una devolución general”, cerró.

Dejá tu comentario