LA PROVINCIA | COVID-19 | Cuarentena | docentes

Docentes inconclusos: "Es imposible que nosotros podamos ingresar a un cargo"

Más de 75 docentes recibidos en la ciudad de General Pico se encuentran en una situación de incertidumbre tras haber finalizado sus estudios desde hace algún tiempo, pero sin poder tomar cargos debido a que no recibieron el título físico que deje de condicionarlos como docentes "inconclusos".

Más de 75 docentes recibidos en la ciudad de General Pico se encuentran en una situación de incertidumbre tras haber finalizado sus estudios desde hace algún tiempo, pero sin poder tomar cargos debido a que no recibieron el título físico que deje de condicionarlos como docentes “inconclusos”.

La realidad no es nueva, sino que ya fue manifestada por este mismo grupo de docentes en el comienzo de la pandemia por el COVID-19, solo que al parecer, en ese entonces, entre la UNLPam y el Ministerio de Educación había elaborado una resolución para que 25 docentes pasen a la lista de concluidos, quedando exceptuados unos 75 profesionales más que hoy vuelven a reclamar.

La Reforma tomó contacto ayer con Maria Celeste Barrientos, docente recibida en la Universidad Nacional de La Pampa, Facultad de Ciencias Humanas, quien forma parte del grupo de trabajadores de la educación que se encuentra en esta situación.

”Somos un grupo de estudiantes que nos recibimos entre junio del 2019 y febrero del 2020, hace más de seis meses, y puntualmente, lo que pedimos, es poder anotarnos y aparecer en los listados definitivos de designaciones, con el objetivo de tomar cargos”, mencionó en primer lugar, y añadió que “desde designaciones no nos permiten anotar si no tenemos el título físico, en papel, por lo que el certificado del título en trámite no nos sirve. Hubo casos donde la Universidad, junto al Ministerio, sacaron resoluciones donde permitían a determinadas personas anotarse sin el título. Eso es lo que estamos pidiendo”, remarcó.

”Y el problema es que desde la Universidad nos dan vueltas respecto a que nuestros trámites no están terminados, y no es así. Nosotros entendemos que a raíz de la pandemia no están trabajando en el sector de Títulos, por lo cual pedimos que mediante una resolución haya una respuesta para todos”, manifestó.

Barrientos recordó que “durante la pandemia elaboramos una carta que llegó a los medios, y a la semana salió una resolución habilitando a 25 personas que todavía no tenían el título, a que pudieran inscribirse. Y quedamos alrededor de 75 docentes afuera”.

Por eso, “pedimos que podamos anotarnos todos, porque en este estado en el que nos encontramos, es casi imposible acceder a los cargos. Estamos en un listado de inconclusos, y algunos por propuesta, por lo cual para tomar un cargo en designaciones, primero pasan por un listado de personas concluidas, luego por el listado de ingreso, después por docentes que tienen un doble turno y recién, si nadie de todas estas instancias tomó un cargo, pasa al listado de inconclusos donde nos encontramos nosotros. Es imposible que nosotros podamos ingresar a un cargo”, calificó.

Sin dudas, el reclamo es concreto. “Entre la Facultad y el Ministerio queremos que pongan de acuerdo para sacar una nueva resolución que nos permita anotarnos, aunque aún no tengamos el título físico en mano, y aparecer en el listado de concluidos o de ingresos, porque así tendríamos posibilidades justas de tomar un cargo. Algunos estábamos trabajando, porque cuando tenés un porcentaje de la carrera aprobada, te podés anotar por propuesta. Y a partir del 75 por ciento, quedás en el listado de inconclusos. Ahí estamos todos aún teniendo el ciento por ciento de la carrera hecha”, continuó.

Consultada sobre su fuente laborar actual y por la cantidad de cargos que salen a designación, María Celeste contó que “yo tuve la suerte de tomar una suplencia en octubre que se extendió hasta febrero, pero luego me desplazaron, porque estoy en ese listado mencionado. Hasta que te llega el título tenés menos probabilidades de tomar un cargo. Por ejemplo, desde marzo hasta que comenzó la cuarentena, por semana, salían entre 8 a 10 cargos. Ahora están saliendo dos o tres, son muchos menos”, detalló.

”Después de las vacaciones de invierno es más fácil tomar cargos, pero como estamos tan abajo es imposible que podamos tomar uno. Por eso nuestro reclamo, para que nos dejen anotar donde realmente tenemos que estar, como docentes recibidos”, volvió a resaltar.

Barrientos expresó que “el problema es que el tiempo que tarda en llegar el título es todo un misterio. Algunos atrasados por la pandemia, y otros no sabemos, porque hay chicos que se recibieron en junio o agosto del año pasado. Son cosas que no nos explicamos, y por esto es que a veces deben recurrir a las resoluciones, porque los títulos no salen”, indicó.

A modo de conclusión, la entrevistada afirmó que “nos enoja mucho ‘el peloteo’. Enviamos cartas a la Universidad, al Ministerio de Educación, al sector de Títulos, y nunca nadie nos dio una explicación o un por qué, siempre se pasaron la responsabilidad de un sector a otro. Solo queremos que tomen como medida una resolución, entendemos que el título lleva su tiempo, pero no tenemos la culpa de que todo esté tan demorado. No queremos el título ya, sino que pedimos que dicten una resolución para que simplemente podamos anotarnos como docentes concluidos para tomar cargos”, finalizó.

Dejá tu comentario