día de la Madre | Felíz Día

¿Todos los días es el día de la Madre?

Suele decirse que todos los días es el día de la Madre. ¿Será cierto?

"Todos los días es el día de la Madre", dice un pelafustán inflando el pecho como quien sostiene de pe a pa la fórmula de Bhaskara. Y uno en su humilde enlace neuronal, imagina semejante acto de repetición.

  • Por Luis Matías González

Uno, que piensa feíto todo lo que se sabe pleno de perpetuidad de antemano, que ni siquiera goza con la idea de ser eterno en estas tierras debido a lo embolante que podría resultar al llegar a algún punto ese milagro, casi se escandaliza.

Todos los días y cada uno, las pobres Madres recibiendo el tradicional "Felíz Día" de (en algún momento también) cansados gurrumines, por lo repetitiva de la tarea.

Recibiendo desayunos sorpresa cada mañana con grandulones que saltaremos en sus camas a la espera de la ingesta de cafecitos, juguitosdenaránja, pastafrolítas y otros manjares, hartas de engullir ese tipo de tempraneras y calóricas sorpresas.

Repletas las pobres Madres de esos hermosos collarcitos de fideos pintados con témperas, o artesanías escolares varias confeccionadas con hilos sisal, latas de arvejas, pedazos de madera, ladrillos, lajas o mármol de carrara, que colgarán de las paredes, logrando que el living llegue al punto de decoración del santuario de Gilda.

Todos los días será el día de la Madre entonces.

Y uno sabe lo que ocurre cuando ese tipo de imposiciones tienen lugar.

Las cadenas televisivas y redes sociales llenarán aún más (y ahora diariamente) sus espacios con lacrimógenas publicidades de engoladas voces, teniendo como objetivo a aún más lacrimógenas billeteras que no darán abasto ante el ataque capitalista-madrístico diario.

Pienso que quizás la frase no sea tan literal al ser esputada por locutores diversos.

Eso espero.

Ya que bien se sabe que basta con tirar una idea semejante para que hordas de creativos salgan a buscarle la vuelta.

Mientras tanto espero ver lo que va ocurriendo al respecto, iré terminando mi manito impresa en un platito de arcilla para cerámica, que luego pintaré lo mejor que me salga para llevarle al Ser más especial que pudo haberme dado el Universo para compartir la vida.

Y luego de perfumarme mucho con mi "Pibe´s" y de dejar bien pringosos y brillantes mis zapatitos de ocasiones especiales, me encaminaré a sus brazos a darle mi artesanal regalo con una tarjeta que diga: "Te amo mucho Má. Gracias por tanto".

Mientras le estampo hoy un beso especial. Bah... y mañana también. Y quizás pasado mañana...

@luismatiasgonzalez

Dejá tu comentario