Provinciales |

Despidos en Dorila: ATE pide la intervención del gobernador Verna

La seccional General Pico de la Asociación Trabajadores del Estado pidió ayer la intervención directa del gobernador de la provincia, Carlos Verna, para anular los despidos de dos trabajadores municipales de Dorila.

La secretaria general del gremio, María Ester Campos, junto con el delegado de los municipales de esa localidad y otros trabajadores, brindaron una conferencia de prensa ayer para informar sobre la situación. Afirmó la gremialista que los contactos con las autoridades locales fueron infructuosos hasta ahora.

“Esto no es de ahora, viene de hace algunas semanas. El despido de los trabajadores (dos) se produjo a fin del mes pasado. Son precarizados, se les paga en negro. Y la última vez se les pagó el sueldo, con un recibito. Y se les dijo que a partir de ese momento ya no trabajaban más ahí. Nunca hubo una carta-documento ni ninguna comunicación formal sobre el tema”, afirmó Campos.

“Sus planillas diarias para firmar la asistencia dejaron de estar. Ahí empezamos a intervenir con el gremio, Nos entrevistamos con la intendenta – Natalia Hollman-, con el abogado de la municipalidad, nos comunicamos por teléfono con el contador y la verdad es que hasta ahora no hemos podido solucionar este problema”, admitió la secretaria general de ATE-Pico.

Los despedidos viajaron a esta ciudad para recibir asesoramiento legal y antes de emprender acciones de reclamo por vía judicial esperarán hasta el día 10 de julio. Si no vuelven a pagarles iniciarían una demanda contra la intendencia de Dorila.

“Hemos intentado por todos los medios posibles que esto no sea así”, prosiguió Campos. “Hubo promesas de campaña (electoral) sobre el pase a planta permanente de los trabajadores contratados, y que algunos precarizados iban a ser contratados. Eso no se ha cumplido. Por lo tanto hay enojo entre los trabajadores”.

“Los trabajadores precarizados municipales son 26, para una localidad como Dorila es mucho. Hay dos despedidos y nosotros ya no pudimos volver a hablar con la intendenta. Entonces decidimos hacer esta conferencia de prensa para llegar a través de los medios, haciendo pública esta situación”, planteó Campos.

“En Dorila dicen que esto ocurre por una cuestión de presupuesto. Y nosotros queremos que a través de los medios el gobernador -Carlos Verna- pueda escuchar esto y darles una mano a los pequeños municipios y, de esa manera evitar que los trabajadores queden sin empleo”, reclamó la gremialista.

“Estamos hablando de personas que son el sostén de sus familias. En el caso de los dos trabajadores de Dorila uno tiene un hijo y el otro tiene tres hijos. ¿Con qué van a darles de comer?. Nosotros lamentamos mucho que esto suceda. Por una parte protestamos contra el Gobierno Nacional por los despidos, y acá en La Pampa no queremos que haya despidos en ninguna parte”, agregó.

Casi sobre el final del diálogo con La Reforma, Campos opinó que la decisión de despedir a dos trabajadores en Dorila fue una intención de disciplinar a todo el grupo para que no reclamaran por el cumplimiento de las promesas recibidas en la reciente campaña electoral. “Creo que ella – Hollman- actuó contra el enojo de los trabajadores precarizados por esas promesas. Ella dijo “despido a dos y el resto se queda tranquilo”. La verdad que actuó como patrón de estancia, bastante mal”, reprochó la dirigente.

“Después de que hablamos tantas veces de que los trabajadores por lo menos siguieran en la situación que ya tenían, mirá hasta qué punto hemos llegado, con tal de que sigan llevando el pan a sus casas, tampoco se pudo hacer un acuerdo ni siquiera para eso. Por eso pedimos encarecidamente que el gobernador pueda solucionar este tema”, insistió una vez más.

Campos: “Pedimos encarecidamente que el gobernador pueda solucionar este tema”

Dejá tu comentario