Provinciales | Comité Interjurisdiccional del Río Colorado | Portezuelo del Viento | La Pampa

Cuatro provincias buscan parar la licitación de la megaobra de Portezuelo

Mientras en Mendoza aseguran que la obra continuará y el gobernador radical Rodolfo Suárez se prepara para realizar la licitación por más de U$S 1.000 millones, las cuatro provincias restantes del Coirco buscan detenerla hasta que se lleve a cabo un estudio integral del impacto medioambiental en la cuenca.

Si bien se trata de una megaobra que podría generar muchos puestos de trabajo y movilizar una gran cantidad de recursos, las provincias que se oponen aseguran que la misma podría secar el Río Colorado, lo que afectará gravemente la producción agropecuaria de las cientos de miles de hectáreas que se nutren de ese río.

Desde que fue anunciada, la obra generó una inmensa polémica y ya en diciembre del año pasado las cuatro provincias mencionadas pidieron avanzar en estudios medioambientales.

El financiamiento de la obra es en su mayoría privado a través de una licitación, pero una parte corresponde a bonos que posee el Estado Nacional y que no fueron ‘reperfilados’ por Alberto Fernández, lo que produjo el enojo del ex gobernador pampeano Carlos Verna, quien lo expresó en redes sociales.

El viernes, será el ministro del Interior Eduardo ‘Wado’ De Pedro quien encabece la reunión -que se hará por teleconferencia- con los cinco gobernadores del Coirco.

Según las reglas del propio comité, si las propuestas no tienen unanimidad de todos los integrantes, es el Gobierno Nacional el que dirime en condición de árbitro.

El estudio medioambiental que piden todas las integrantes menos Mendoza, que busca avanzar enseguida con la obra, demoraría por lo menos un año y medio, lo que provocaría el congelamiento de la obra en el mediano plazo.

Este lunes, el gobernador mendocino Rodolfo Suárez se reunió con De Pedro para hablar de la obra y, al abandonar la Casa Rosada, remarcó que seguiría con la licitación.

En ese encuentro, el mandatario radical presentó una propuesta para garantizar que el manejo del agua sea auditado por las otras provincias que integran la cuenca y también la generación de un fondo de garantía de cumplimiento.

El gobernador se mostró tranquilo, al señalar que no ve ‘intención política del Gobierno nacional de querer parar la obra‘, pero eso no es lo que manifiestan el resto de las provincias.

En La Pampa, por ejemplo, consideran ‘una locura’ que se continúe con la obra si no se hacen los estudios previos y remarcan lo que sucedió con el Río Atuel, un caso que se judicializó y terminó con un fallo en contra de Mendoza de la Corte Suprema.

En tanto, otros interesados señalaron a NA que el anuncio de la obra fue apenas días después de que se conociera que Miguel Ángel Pichetto sería el candidato a vicepresidente de Mauricio Macri, por lo que atribuyeron ese beneficio a Mendoza a un ‘favor’ que el entonces Presidente le hizo a su socio radical Alfredo Cornejo a cambio de aceptar al peronista en la fórmula de Juntos por el Cambio.

Dejá tu comentario