DEPORTE | Cuarentena | Deportes | General Pico

No alcanzan los turnos en Pico: El pádel sumó mucha gente que jugaba fútbol

Actualmente, en General Pico, hay seis complejos funcionando. Algunos con estructuras importantes, como El del Molino donde hay una cancha vidriada, y para fin de año se espera que se sume una más.

El pádel fue uno de los deportes que más se movió e insistió para que se le aprobaran protocolos. Hace un mes aproximadamente se consiguió la habilitación para la vuelta a la práctica deportiva y el furor que ya estaba recuperando, desde hace un par de años, creció notablemente y eso uno lo nota recorriendo los complejos piquenses.

Actualmente, en General Pico, hay seis complejos funcionando. Algunos con estructuras importantes, como El del Molino donde hay una cancha vidriada, y para fin de año se espera que se sume una más. Como otras que no tienen tantas canchas profesionales, pero si servicios de gastronomía e indumentaria deportiva, que están funcionando a pleno con una circulación notable.

Es muy difícil precisar cifras que reflejen el regreso con "gloria" que tuvo el pádel en la ciudad, pero los que están dentro de ella como profesores, propietarios de complejos o aficionados a la actividad, coinciden que es muy bueno lo que está sucediendo con esta disciplina.

Todavía no se pueden realizar torneos, pero sí el dictado de clases donde no alcanzan los profesores ni turnos para responder a la demanda que están teniendo a diario. Porque no sólo se han armado escuelas de menores sino también los que desean tomar clases para mejorar su técnica o su juego.

Los referentes de la actividad están insistiendo de que el próximo paso -antes de volver a hacer torneos- sería ampliar el horario de 8 a 20, pensando principalmente en los que tienen una actividad comercial (dueños y empleados), no tienen margen para ir a jugar ya que cierran los negocios a la misma hora que también deben cerrar los complejos.

Igualmente existe un clima de satisfacción notable en todo el pádel piquense, donde se cree que actualmente hay no menos de 600 personas practicando dicha disciplina.

Entre los hechos llamativos que se dieron en estos treinta y pico de días en que volvió a hacerse pádel en las canchas locales, es ver la rápida ocupación de las canchas por los que venían jugando desde antes de la cuarentena, pero también el regreso de aquellos que, desde la época dorada del pádel (década del '90) no habían vuelto a agarrar la paleta. Pero también se ve en estas últimas semanas la aparición en las canchas de muchos futbolistas que en ánimo de hacer algo más en la parte física, de volver a competir, aunque sea amistosamente, se han sumado por invitación o iniciativa propia a este juego.

Entre las mujeres también se comprobó la presencia de jugadoras de hockey, desde las "mamis" hasta las que están en categorías competitivas. El caso de esta diciplina, a diferencia del fútbol, medianamente se ha permitido volver a la práctica, pero limitado a entrenamientos y no a poder jugar partidos.

No es la primera vez que en estas líneas hacemos referencia a como ha recuperado su fuerza convocante el pádel en Pico, pero ahora se hace más notoria ya sea por la presencia de muchos futbolistas o aquellas que cambiaron el palo y la bocha por la paleta y la pelotita, como antes mencionábamos.

Dejá tu comentario