LA PROVINCIA | ‘Didí’ Matilla | Elisa Carrió

"Creo que Patricia Testa tendría que tener un espacio para defenderse"

La exconcejal de General Pico, 'Didí' Matilla, prefirió no opinar sobre las cuestiones de fondo vinculadas con la situación entre la UCR y la actual diputada provincial Patricia Testa, pero sí se pronunció a favor de la existencia de un espacio en el cual la edil renunciante pueda defenderse de las acusaciones que pesan sobre ella.

‘Didí’ Matilla, en algún punto, vivió a principios de los años 2000 una situación similar, teniendo en cuenta que en pleno debacle de la Alianza y del presidente Fernando de la Rúa, dejó el radicalismo para sumarse a las filas de un recientemente fundado ARI, el partido liderado por Elisa Carrió. Esa situación motivó que dirigentes locales pidieran su expulsión de la UCR, pero ella renunció al partido, no así a la banca en el Concejo.

Recordó que “en aquellos años estábamos pasando por momentos muy difíciles. Primero me acusaron de no haber dado el 10 por ciento de la dieta, que es lo que corresponde por Carta Orgánica, pero yo lo había pagado. Pensé que se había tratado de un error, que no había maldad y seguí trabajando”.

“Un día, me hicieron un reportaje en la radio y dije lo que pensaba, que la economía estaba muy mal, no podía decir otra cosa, y dije todas las fallas que había. En ese momento, en el Comité estaban reunidos varios radicales, que me escucharon y comenzaron a pedir mi expulsión, cuando lo que habría que haber hecho era reunirse para ver qué se hacía ante semejante situación, porque el pueblo se estaba levantando. De hecho, me tocó en una oportunidad salir a hablar ante una importante cantidad de gente, donde había muchas mujeres, y tuve que explicar que estábamos allí por decisión del pueblo, y que había que respetar la voluntad popular”, añadió.

‘Didí’ Matilla sostuvo que “luego de eso, me pasa algo que fue lo que colmó el vaso: estaba en el pasillo del Concejo, tenía una taza de café con leche en la mano, vino una nena y me la pidió, diciéndome que la noche anterior no había cenado. Allí me pregunté: ¿que está haciendo el radicalismo?”.

Sostuvo que “en ese momento ‘Lilita’ Carrió se había ido del radicalismo, y evalué que es una mujer que tiene principios radicales, que creo que ha mantenido, más allá de las grandes fallas políticas”.

“Cuando la gente fue a la calle, muchos se dieron cuenta que ‘Didí’ tenía razón, pero ya era tarde. A mí no me expulsaron, yo renuncié. Cumplí el mandato que me había dado el pueblo y me fui, porque el pueblo pedía que se vayan todos, pero algunos se quedaron hasta el día de hoy. Yo me fui a casa, nunca dejé la política, que es uno de mis temas preferidos, pero creo que en política y en el radicalismo hay que tener ética”, recalcó.

Subrayó que “muchos radicales se olvidan que nuestra causa es la causa de los desposeídos, como dijo Alem. No creo haber estado tan equivocada en aquel momento, inclusive, veo que, al día de hoy, al radicalismo le cuesta levantarse, al punto de llevar a un candidato a presidente, Leopoldo Moreau, que sacó el 2 por ciento, y a Roberto Lavagna, que no era radical. Si en ese momento los radicales nos hubiésemos puesto de pie, quizá la cuestión hubiera sido diferente, y hay que recordar que en ese tiempo hubo piquenses que ocupaban puestos importantes en el senado de la Nación”.

Respecto a la situación motivada por la renuncia a la banca de Patricia Testa, antes de asumir como concejal de General Pico, ‘Didí’ Matilla sostuvo que “no voy a emitir un juicio sobre el tema, creo que el partido Partido tendría que llamar a una Asamblea, donde ella tenga el derecho de defenderse y donde los radicales puedan enterarse, verdaderamente y de una forma orgánica, qué es lo que pasó. En mi caso hubo gente que habló públicamente y nunca le contesté, porque muchas veces el incapaz se defiende detrás de un intelectualismo. Yo creo que hay que darle el derecho a defensa, no debería ser expulsada así porque si, pero no quiero emitir juicio respecto a la conducta de Patricia Testa”.

Dejá tu comentario