DEPORTE | Costa Brava

Costa no lo dejó ir de casa

El Torneo Regional Amateur es una realidad en el fútbol argentino. Y en él, Costa Brava consiguió arrancar con el pie derecho, o en realidad el zurdo de Nicolás Ovando que le dio con esa pierna los dos goles al elenco del barrio Este, con el que derrotó 2 a 1 al último bicampeón de nuestro fútbol, Racing de Castex.

Por Miguel Busso

Esto ocurrió ayer en el Nuevo Pacaembú, el que lució bellísimo, al nivel de la exigencia que asumió el club del barrio Este, al aceptar la invitación que le hizo el Consejo Federal de Fútbol para volver a competencias importantes en reconocimiento a la historia costera en torneos pampeanos y regionales.

Y ese esfuerzo dirigencial de poner un estadio muy bien presentado, de darle a “Topo” González un plantel con muy buenas individualidades, tuvo la respuesta en la cancha, donde Costa se quedó con los tres puntos que invitan a toda una gran barriada a ilusionarse con su equipo protagonista en certámenes trascendentes.

El partido tuvo un ritmo intensísimo, donde los treinta y pico de temperatura que se dieron a lo largo del partido, decididamente no afectaron en el físico de deportistas que no se dieron tregua desde el principio al fin.

En ese ida y vuelta donde los dos miraron siempre con muchas ganas el arco de enfrente, Racing tuvo la primera chance, al minuto de iniciado el juego, donde Renzo Frank no llegó a tiempo para conectar bien un centro pasado, de derecha izquierda, que el lateral captó sobre el segundo palo.

El ritmo y la búsqueda de ambos hizo pronosticar que la apertura del marcador no iba a tardar en llegar. Fue así que a los 8 minutos, en la segunda jugada con pelota parada que tuvo el dueño de casa, Esteban Gutierrez, metió un centro rasante desde el sector izquierdo, Nicolás Ovando fue a buscarlo sobre el primer palo y, con tiempo para capitalizar el balón y perfilarse para su zurda,metió el remate cruzado donde Bellendier poco y nada pudo hacer para evitar el gol albirrojo.

De ahí al empate parcial de Racing, pasaron cuatro minutos, cuando Martín no pudo combinar bien con los centrales costeros en el manejo del balón, eso hizo que se lo robara Cristian Díaz, que rápidamente metió la contra y ante el apurado retroceso de la defensa piquense, habilitó a su derecha la corrida de Brian Montero, el que llegó a pisar el área y meter un derechazo tremendo venciendo cualquier resistencia de Santucho.

Mejor presentación no pudo tener el partido para ese primer cuarto de hora, más allá que el poder goleador de uno y otro se quedó en ese arranque. De todos modos, esa intensidad marcada del juego llevó a que ambos siguieran generando acciones ofensivas. Por ejemplo la de Gutiérrez, sobre los 20’ que tapó Bellendier y dos minutos más tarde la de Brian Caser donde el que respondió bien fue Santucho.

De los dos, el que tuvo un poco más de volumen de juego fue el dueño de casa. La sociedad en ataque de Ovando y Petisco siempre fue motivo de preocupación de la defensa alba, como también se les complicó a los del fondo costero frenar la movilidad de Díaz y las apariciones por derecha de Brian Montero.

Por el lado de Costa, el hermano de Brian, “Cacu” Montero ,trató de ser sorpresa por su franja derecha, acudiendo a su conocido despliegue, pero no terminó de ser desequilibrante. Sí lo de Petisco fue de menor a mayor, y si bien resultó ser Ovando el que se convirtió en el goleador de la tarde, lo de Facundo fue muy bueno entre los centrales castenses.

En el segundo gol de Costa, antes de que se terminara el primer tiempo, se dio justamente lo marcado en el párrafo anterior: un pelotazo cruzado de izquierda a derecha que parecía que lo recibia Petisco, pasó a ser una “cortina” para que la pelota le llegara a Ovando, el que tirado como puntero derecho se fue hacia el área, pero antes de meterse enganchó para combinar con Petisco, que inteligentemente le devolvió una “pared” dejando a Ovando frente a Bellendier, con tiempo para definir de zurda sobre el segundo palo y así ambos irse a festejar el gol, el que sería de la victoria.

En el complemento, “Tuco” Leguizamón atendió la peligrosidad de Petisco mandándole a Otero como marca personal, mientras que Ovando bajó el rendimiento, tal vez producto del desgaste físico hecho en la primera mitad.

Racing fue el necesitado ante el resultado adverso, pero nunca terminó de encontrar la forma de quebrar la resistencia piquense, donde al defensa se fue haciendo cada vez más fuerte y sólo agendamos como una acción de real peligro el centro restante de Brian Montero llegando al fondo por derecha que llegó a conectar de zurda Díaz, pero la pelota se fue cerca del segundo palo del arco local.

El partido siguió con un ir y venir, donde Costa no terminó de asegurar la diferencia de contragolpe, ni Racing encontró la forma de sorprender sobre el otro arco.

De esa forma los tres puntos costeros fueron madurando y se llegó a ese final con el canto de victoria que se extrañaba por el barrio Este pero que se puede hacer costumbre si repite actuaciones como la de ayer.

Costa Brava 2 Racing 1

Jugado: Nuevo Pacaembú

Arbitro: Mauricio Navarro

Costa: L. Santucho; F. Montero, M. Luna; F. Jofré y B. Ortiz; R. Martin, Y. Ferreyra, E. Ovando y M. Azcurra; E. González y F. Petisco.D.T. E. González.

Racing: N. Bellendier; M. Pascual, R. Ramirez, A. Siliman y R. Frank; B. Montero, M. Carrizo, E. Otero y J. Leguizamón; C. Díaz y B. Caser. D.T.: E. Leguizamón.

Goles: 8’ Ovando (CB), 12’ B. Montero (R) y 42’ Ovando (CB)

Cambios: en Cota: N. Pildain x Gutierrez, Arrigone x Ovando y L. Pildain x Azcurra. En Racing: Martínez Dany x Pascual, Palma x Leguizamón y Similan x Frank.

Temas

Dejá tu comentario