LA PROVINCIA | coronavirus | cuarentena | Mario Kohan

Mario Kohan: "Los equipos a cargo de la cuarentena han recibido agresiones a rolete"

En una charla exclusiva con La Reforma, el funcionario destacó los logros alcanzados en la provincia, sintetizando en que "hay mucho trabajo y un poco de suerte".

El ministro de Salud de La Pampa, Mario Kohan, reveló que los equipos a cargo de vigilar a las personas en cuarentena reciben permanentes agresiones por el simple hecho de controlar lo que, según explicó, es el único mecanismo infalible de protección a la comunidad ante el COVID-19. En una charla exclusiva con La Reforma, el funcionario destacó los logros alcanzados en la provincia, sintetizando en que “hay mucho trabajo y un poco de suerte”. “Hemos conseguimos libertades que tenemos que cuidar entre todos”, sintetizó.

Sobre el brote en la localidad de Pellegrini, Kohan sostuvo que “desde hace mucho tiempo venimos diciendo que es posible que tengamos casos, porque va a llegar alguien de afuera de la Provincia y lo puede traer. Decimos de afuera porque en La Pampa no tenemos circulación viral, no hay casos propios, por lo tanto, los casos eventuales que podríamos tener serían provenientes desde afuera de la provincia”.

“En Pellegrini ocurrió este fenómeno, es un pueblo donde hoy se contabilizan 10 casos positivos y tienen 48 ciudadanos en aislamiento, claramente preocupa porque es un pueblo pequeño que está muy cerca de La Pampa”, sostuvo el ministro.

El sistema de salud en La Pampa: “Cien camas y 99 respiradores disponibles”

Mario Kohan recordó que “no tenemos ninguna cama ocupada por COVID-19. Desde que comenzamos la gestión, y con ésta situación particular del Coronavirus, el Gobierno de la Provincia trabajó muy intensamente, de manera impresionante, hoy tenemos cien camas de Terapia Intensiva entre el sector privado y el público, y noventa y nueve respiradores. Hemos crecido enormemente, nos preparamos para el peor escenario, esperando que no ocurra, pero tenemos el sistema preparado para asistir a nuestros pacientes”.

Reveló que “claramente hoy tenemos una disminución muy importante de enfermedades como la neumonía o tipo influenza, diarrea infantil o bronquiolitis. Verdaderamente llama la atención, es impactante ver cómo han caído la cantidad de casos. Tenemos muy pocos casos comparado con años anteriores”.

Kohan recalcó que “éste está directamente relacionado con todas las medidas de cuidado en las cuales venimos insistiendo, porque son las únicas herramientas eficientes con las que contamos. Yo entiendo que la cuarentena es incómoda e irritante, que nuestro estilo de vida tiene que ver con reunirnos con amigos, compartir tertulias, asados y rondas de mate, pero eso ahora se ha transformado en un delito. Eran costumbres que nos llenaban de satisfacción, pero ahora se han trastocado totalmente por la aparición del COVID”.

“Ahora bien -agregó-, lo real es que el distanciamiento social, la utilización del cubrebocas y cubre nariz, el toser y estornudar el en pliegue del codo, el frecuente lavado de manos con agua y jabón o eventualmente con alcohol en gel o al 70 por ciento, ha mostrado una gran eficacia en la contención. Estamos trabajando muy fuerte en éste sentido, recorriendo toda la provincia, comenzando por las ciudades más importantes para llegar con el mensaje del cuidado y darle al ciudadano común las herramientas para que confíe en que ésta estrategia es la única posible. Aquí, con mucha colaboración de la población, hemos logrado sostener un bajo número de casos”.

Posibles diferencias en las estadísticas

El funcionario explicó además que “como jurisdicción trabajamos ligado al Ministerio de Salud de la Nación, que es el órgano rector más allá que nosotros aplicamos nuestras decisiones, siempre basadas en disposiciones nacionales. Trabajamos sobre una base de datos que Nación recibe de todos los efectores de salud del país, una herramienta que es compleja de administrar porque se están incorporando alrededor de 4 mil casos por día, y va a seguir así un tiempo más”.

“Cuando revisamos esos tableros, podemos encontrar, por ejemplo, dos casos de La Pampa. Pedimos la corrección a Buenos Aires, pero se trata, quizá, de dos personas que viven en la provincia de Buenos Aires desde hace mucho tiempo, pero cómo no han hecho el cambio de domicilio y siguen apareciendo como pampeanos. Esas correcciones, habida cuenta la situación en la que estamos, no se van hacer más o se harán tardíamente, por lo tanto, lo que va a pasar es que nosotros vamos a estar informando ocho casos y eventualmente las estadísticas nacionales dirán que son 10. A partir de ésta decisión puede que haya una discordancia en la cantidad de casos”, añadió.

El ministro de Salud de La Pampa manifestó además que “yo veo que hay gente que dice que escondemos casos, que no cree que en La Pampa sean solamente ocho, pero le puedo asegurar que es imposible esconder casos. Esto es bueno aclararlo, porque ésta si hay diferencias se van a deber a ésta situación y no a otra que tenga que ver con ocultar la realidad”.

“Buen trabajo y un poco de suerte”

Mario Kohan dijo además que “el número bajo de casos que tenemos en La Pampa se debe a que estamos haciendo un buen trabajo y también a que tenemos un poco de suerte, porque cualquier persona que llegue inadvertidamente a la Provincia y pasee todo el día por cualquier ciudad de La Pampa puede generar un desastre”.

Sobre el último caso positivo en la provincia, la mujer que atendía una verdulería en Santa Rosa y fue contagiada por su esposo transportistas, al que le detectaron que había estado infectado cuando ya se había curado, explicó que “esto es algo que puede pasar frecuentemente. Hay un porcentaje muy importante, que puede ser hasta del 40 por ciento, que son asintomáticos, que es una persona que porta el virus, pero que no siente nada y, por lo tanto, no concurre a ningún centro de salud”.

“En otras oportunidades, los síntomas se presentan en forma muy leve, es parecido a cualquier gripe habitual y el paciente tampoco concurre al centro de salud. Además, hay que tener en cuenta que las discusiones en el ambiente científico las discusiones no han terminado, porque hay especialistas que no se ponen de acuerdo, por eso no podemos pretender que el ciudadano común entienda lo que muchos científicos aún no terminan de entender, enfatizó.

Los tres pilares del diagnóstico

Explicó que “un diagnóstico se basa en tres pilares, y los voy a nombrar en orden de importancia: la sospecha clínica, el nexo epidemiológico y los métodos complementarios. En el caso en cuestión, el señor tuvo un estado gripal aparentemente leve y no consultó al médico. La sospecha clínica está en el estado grupal, el hombre venía del Mercado Central de Buenos Aires, con lo cual tenemos el nexo epidemiológico, porque allí hay verdadero foco de contagio muy difícil de controlar”.

“Luego tenemos los métodos complementarios, la PCR, que tienen la máxima positividad durante la primera semana, pero estamos hablando de un 70 por ciento de positividad, es decir, que hay casi un 30 por ciento de personas que pueden ser portadoras del virus y la PCR dar negativo. Ya pasando el séptimo día, la positividad cae al 54 por ciento, es decir, que es como tirar una moneda al aire. Este hombre se hizo el hisopado, según nuestros cálculos, en la tercera semana, y dio negativo. En un segundo control, a través de un test serológico, arrojó anticuerpos IGG positivos, es decir que tuvo COVID”, acotó

En ese sentido, Kohan explicó que “hay gente que pretende ingresar a la Provincia y propone hacerse un PCR, que le puede dar negativo, pero como los resultados no son exactos, lo que debemos hacer es el aislamiento de 14 días. Por eso hemos tenido ocho casos, nos acompañó la suerte, si, pero hemos aislado a muchos ciudadanos que no están contentos con la situación porque sienten que pierden las libertades”.

“Libertades que tenemos que cuidar”

El funcionario provincial subrayó que “a través de todas estas acciones, los pampeanos nos ganamos libertades que tenemos que cuidar entre todos. Si quien viene de una zona endémica no quiere cuidarse y enferma a la gente, estamos en verdaderos problemas. El Bien mayor es hacer la cuarentena es cuidarse y cuidar a los otros. Desgraciadamente, los integrantes de los equipos de salud que están a cargo de las cuarentenas reciben agresiones a rolete”.

“Lamento mucho tener que contar esto, pero es muy triste pensar que uno está haciendo cosas para cuidar a la comunidad en una provincia con bajo número de casos, con actividad social y económica recuperada en un enorme porcentaje, y hay gente que lo insulta porque se lo obliga a realizar la cuarentena, que es el único método infalible que conocemos hasta el momento, porque el PCR no sirve”, remarcó.

Prevención focalizada

Sobre el programa de Prevención Focalizada, Mario Kohan reveló que “mucha gente se ha sumado a colaborar, porque el objetivo de la propuesta es explicarle a la gente el porqué del uso del tapabocas y tapanariz, el porqué de los dos metros de distancia, el lavarse las manos frecuentemente con jabón, de toser o estornudar en el pliegue del codo y de todas las medidas de prevención que se han dispuesto. Una cosa es que las personas crean que simplemente estamos dando órdenes, y algo muy diferente es que cada uno sepa del porqué de cada acción. Por suerte, muchas instituciones se están sumando a ésta estrategia, y esto es fantástico. Si logramos tener el cuidado necesario, podemos tener casos, pero vamos a evitar muchos de ellos”.

Los hisopados en poblaciones de riesgo

Respecto a los hisopados, Kohan dijo que “cuando más test se hagan, mejor es la brújula con la que contaremos, pero la factibilidad de hacer hisopados no es tan sencilla, porque no es un método que es molesto. Está demostrado que es más eficaz cuando el paciente tiene síntomas o ha tenido contactos estrechos con personas infectadas. Acá hacemos hisopados a poblaciones de riesgo, como el caso de los camioneros, quienes se someten al riesgo de viajar a zonas de circulación viral para que a nosotros no nos falte nada, no hay que estigmatizarlos, sino agradecerles que sigan haciendo el trabajo. De todos modos, creemos que lo más importante son las charlas, donde se les explica que el riesgo lo corren por tener que interactuar con otras personas. Les pedimos que tengan mucho cuidado en esa situación”.

Por último, Kohan le pidió a la población en general que “confíen en los equipos de salud, que consulten ante la más mínima duda, éste es un virus con el cual vamos a tener que convivir éste año y seguramente el que viene también, por lo tanto, haciendo las consultas correspondientes seguramente vamos a minimizar el daño de ésta pandemia”.

Dejá tu comentario