Nacionales | Ramona Medina | coronavirus | Villa 31

Coronavirus: el video en el que Ramona Medina denunció la falta de agua en la Villa 31

Ramona Medina, la vecina de 42 años que días atrás denunció la falta de agua en la Villa 31 de Retiro, murió hoy por coronavirus tras permanecer internada en grave estado en el Hospital Muñiz.

Ramona Medina, vecina de la Villa 31, era paciente diabética e insulino-dependiente y permanecía conectada a un respirador artificial, luego de ser diagnosticada con coronavirus.

"Nos piden que nos higienicemos, que nos lavemos las manos, que tengamos mayor cuidado, que nos pongamos tapabocas, que no salgamos a la calle. ¿Y con qué lo hacemos si no tenemos agua?", decía Medina en un video que grabó la revista La Garganta Poderosa el pasado 3 de mayo.

Embed

"NOS MATARON A RAMONA"Apretando los dientes, golpeando el teclado, aguantando la rabia y escupiendo lágrimas, nos toca...

Publicado por La Garganta Poderosa en Domingo, 17 de mayo de 2020

Una semana después, la mujer fue diagnosticada con Covid-19, al igual que sus dos hijas (una de ellas discapacitada), su sobrina y sus cuñados, mientras que su pareja y su sobrino siguen a la espera del resultado.

De acuerdo a estadísticas del Gobierno porteño, ya hay en total 1.201 infectados en las villas de emergencia y la Villa 31, donde vivía Ramona, es la más afectada con 851 casos, seguida por la Villa 1-11-14 del Bajo Flores con 287.

Ante la preocupación por el aumento de casos de coronavirus y el tironeo por la responsabilidad del corte entre el gobierno porteño y las autoridades de AySA Ramona, comunicadora y referente del área de salud de la Casa de las Mujeres y Disidencias de la organización social La Poderosa, denunció junto a una pileta de su casa, la 79 de la manzana 35 en el sector Bajo Autopista, que el problema seguía sin solución.

La falta de suministro empezó a restablecerse casi dos semanas después, cuando el equipo de AySA se reunió con representantes del gobierno porteño, que se comprometieron a reactivar las obras dentro del barrio, donde la empresa estatal no tiene jurisdicción técnica.

Dejá tu comentario