POLICIALES | Heber Pregno

Condenaron a una mujer por presentar un certificado 'trucho' para viajar al exterior

La Justicia local sancionó ayer a una imputada identificada como Karina Lerda, por 'fraude en perjuicio de la administración pública y uso de documento falso', con una pena de dos años de prisión en suspenso e inhabilitación perpetua para desempeñar cargos públicos.

La mujer presentó un certificado médico ‘trucho’ para viajar a Estados Unidos.En el marco de un acuerdo de Juicio Abreviado, el juez de Control de Heber Pregno condenó a Lerda de 33 años, como autora material y penalmente responsable del delito de ‘fraude en perjuicio de la administración pública y uso de documento falso, en concurso ideal, y en calidad de autora’; a la pena de dos años de prisión de ejecución condicional e inhabilitación especial perpetua para obtener y desempeñar cargos y funciones como agente en la administración pública.

Además le impuso reglas de conducta a ser cumplidas por el término de dos años: fijar domicilio y no modificarlo sin contar previamente con la autorización del juez de ejecución penal. También le ordenó abonar en la cuenta de Rentas Generales de La Pampa la suma de $9.425, representativa del perjuicio económico causado al erario público de la administración pública provincial, en concepto de indemnización o reparación del daño material ocasionado.

Con las pruebas aportadas por la fiscalía se llegó a la conclusión de que la docente Lerda mientras aportaba un certificado médico de fecha 26 de mayo de 2018 requiriendo alejamiento transitorio con goce de haberes, efectuó el día 27 de mayo del mismo año un viaje al exterior, precisamente a Estados Unidos, defraudando al erario público, ya que sus inasistencias presuntamente justificadas fueron abonadas por el Estado provincial.

El Informe del Departamento Nacional de Migraciones, junto a los registros de la empresa de línea de vuelos, dan cuenta concretamente de esta situación.

El acuerdo fue presentado por el fiscal general Armando Agüero, la defensora particular Pamela Manera y la propia imputada. En referencia a la figura de la víctima de esta causa, Pregno expresó en el fallo que “considerando que el perjuicio económico generado por el accionar de Lerda, repercute en la administración pública, que para el caso es la provincial, y específicamente el patrimonio público (en cuanto al delito de ‘fraude a la administración pública’) y la fe pública (respecto del delito de ‘uso de documento falso’), la conformidad con el acuerdo es brindada por el fiscal general, representante de los intereses generales de la sociedad y del Estado de La Pampa”.

Robo, hurto y encubrimiento

Por otra parte, el juez Pregno también condenó ayer a otra imputada identificada como Gladys Soraya Soledad Cruz, de 33 años, como autora material y penalmente responsable de los delitos de ‘robo simple’, ‘hurto simple’ y ‘encubrimiento por receptación’; a la pena de un año de prisión en suspenso.

Además le impuso las siguientes reglas de conducta por el término de dos años: fijar domicilio y no ausentarse del mismo o modificarlo sin dar aviso previamente al juez de ejecución penal y al fiscal, así como también abstenerse de usar estupefacientes o de abusar de bebidas alcohólicas.

El fallo fue dictaminado a consecuencia de un acuerdo de Juicio Abreviado solicitado por el fiscal Damián Campos, el defensor oficial Guillermo Costantino y la propia imputada quien confesó los hechos. A ser consultadas sobre las consecuencias y alcances del acuerdo, las cuatro damnificadas prestaron su consentimiento.

Con las pruebas recolectadas en la investigación fiscal quedaron demostrados tres hechos diferentes.

El primero ocurrió el 24 de agosto de 2016 cuando la imputada ingresó en una joyería de esta ciudad y mientras simulaba interés de compra frente a la dueña del local sustrajo un anillo alianza de oro, un anillo de oro más pequeño y varias cadenitas de oro para hombre, las cuales se hallaban en un paño de color azul.

Que tras apoderarse de dichos elementos, la mencionada huyó hacia la salida, lugar donde resultó interceptada por la hija de la dueña del local quien mediante un forcejeo con Cruz logró recuperar el paño con las cadenas de oro, logrando esta, no obstante, alzarse con el resto del botín y darse a la fuga junto a otra persona, en una motocicleta.

El segundo hecho ocurrió el 25 de agosto de 2016, cuando Cruz sustrajo junto a su pareja, del interior de la Guardia Médica de Atención de Urgencias de una clínica de la ciudad: un otoscopio (instrumento para ver el interior de los oídos), un saturómetro (instrumento para medir la saturación y frecuencia del oxígeno), una linterna negra, con luz LED, de tamaño pequeño, una pava eléctrica y recetarios con varias recetas en blanco.

Finalmente en el tercer hecho se la acusa de haber tenido bajo en su vivienda una cartera de cuero, un sello, cigarrillo electrónico con el cargador correspondiente y medicación varias, que habían sido sustraídos junto a otros elementos el día 11 de marzo de 2016 del interior de la oficina de enfermería del nosocomio local.

regno concluyó que “han sido las denuncias expuestas en los tres legajos, las que, en sintonía con los allanamientos positivos dados en el domicilio de Cruz , los que dan cuenta que la misma resulta la autora de los hechos por los que en el día de la fecha resulta condenada”.

Dejá tu comentario