POLICIALES | Grooming | General Pico | Superior Tribunal de Justicia

Condenaron a un hombre de 42 años por un delito de "grooming"

La Justicia local dictó ayer tres sentencias condenatorias por distintos delitos. En uno de los casos, un hombre recibió una pena de seis meses de prisión en suspenso por contactar a través de una red social a una adolescente, con fines sexuales.

En el marco de un acuerdo de Juicio Abrevado, el juez de Control piquense Heber Pregno condenó a Antonio Alberto Revecco, de 42 años, como autor material y penalmente responsable de los delitos de “grooming”, a la pena de seis meses de prisión de ejecución condicional.

Además impuso al nombrado las siguientes reglas de conducta por el término de dos años: fijar domicilio, y en caso de modificarlo avisar previamente al juez de ejecución o fiscal; prohibición de acercamiento genérica respecto a la víctima- una menor de 14 años- en su domicilio y/o lugares que habitualmente concurre la mencionada. Asimismo prohibición absoluta de comunicación y contacto con la nombrada. También le ordenó someterse a un tratamiento médico o psicológico, previo informe que acredite su necesidad y eficacia.

El acuerdo fue presentado por la fiscal Ana Laura Ruffini, el defensor oficial Walter Vaccaro y el imputado. Los progenitores de la menor, al ser informados sobre el acuerdo, prestaron su conformidad.

Las pruebas aportadas en la investigación permitieron tener por probado que el 15 de diciembre de 2018 el imputado contactó a través de una red social a la menor, de 14 años de edad, para acordar un encuentro a fin de tener contacto sexual con la niña. Luego de haberla contactado, le envió varios mensajes de texto vía WatshApp y concretó un encuentro en la vía pública, donde la fue a buscar, la subió a su vehículo y fue interceptado por personal policial.

En referencia al delito de “grooming” el juez agregó en el fallo que “esta nueva figura enmarcada dentro de los creados ‘ciberdelitos’ constituye una modalidad de ataque a la integridad sexual de los menores debido a los grandes avances tecnológicos en materia de comunicación e internet”.

Desobediencia judicial

El juez de Control de General Pico Heber Pregno condenó ayer a un hombre de 34 años, como autor material y penalmente responsable del delito de “desobediencia judicial”, en tres hechos, a la pena de un mes y medio de prisión de ejecución condicional.

También le ordenó el cumplimiento de las siguientes reglas de conducta por el término de dos años: fijar domicilio, y en caso de modificarlo avisar previamente al juez de ejecución o fiscal; restricción de acercamiento a una distancia de 200 mts. de la vivienda y lugares habituales a donde concurra la damnificada su expareja y madre de una hija en común-; el cese de todo acto de perturbación e intimidación respecto de la misma: abstenerse de usar estupefacientes o de abusar de bebidas alcohólicas y someterse a un tratamiento médico o psicológico, previo informe que acredite su necesidad y eficacia.

La sentencia fue dictada a consecuencia de un acuerdo de Juicio Abreviado solicitado por la fiscal Ana Laura Ruffini, el defensor particular Norberto Paesani y el propio imputado. La damnificada, al ser consultada sobre la firma del acuerdo se manifestó conforme con la realización del mismo, como así también con el monto de la pena y las condiciones acordadas.

Las pruebas aportadas en la causa permitieron dar por probado que el imputado incumplió en reiteradas ocasiones la regla de conducta de prohibición absoluta de acercamiento, comunicación y contacto para con la damnificada; ordenada el día 14 de febrero de 2019 por la Dra. Alejandra Noemí Campos, titular del Juzgado de la Familia, Niñas, Niños y Adolescentes Nº 2 de esta ciudad, desobedeciendo de esta manera la orden impartida.

El magistrado expresó en el fallo que llegó a esta conclusión “no solo por la denuncia de víctima de este legajo la que resulta suficiente en circunstancias de modo, tiempo y lugar, sino también por el relato de una testigo quien dio cuenta de lo denunciado en idénticas situaciones”.

El magistrado agregó que “ninguna duda cabe que la violencia de género es una de las problemáticas más comunes en las relaciones interpersonales y es un flagelo en la sociedad por lo cual se deben promover acciones tendientes a erradicar todo tipo de violencia manifiesta contra el género femenino. Así también lo entendió nuestro Superior Tribunal de Justicia (Acuerdo 2889 del 1/12/2010) al disponer la introducción de la perspectiva de género en el ámbito del Poder Judicial de la Provincia, atento al compromiso asumido por el Estado Argentino a través de la integración de los tratados sobre derechos humanos a la Constitución Nacional producto de la reforma de 1994”.

Amenazas y lesiones

En otro fallo que se dictó ayer en Tribunales, La jueza de audiencia de juicio de General Pico, María José Gianinetto, condenó a un hombre de 47 años como autor material y penalmente responsable de los delitos de “amenazas simples y lesiones leves agravadas por haber sido cometidas contra la persona con la cual mantiene o mantuvo una relación de pareja”; a la pena de seis meses de prisión. Además le unificó esta pena con una anterior, de dos años de prisión en suspenso e inhabilitación especial para conducir vehículos con motor por el término de cuatro años, que le fuera impuesta por el juez de audiencia de juicio Marcelo Pagano, componiendo la pena única de dos años y seis meses de prisión en suspenso e inhabilitación especial para conducir vehículos con motor por el término de cuatro años.

Además, le impuso las siguientes reglas de conducta por el término de dos años: fijar domicilio, no ausentarse del mismo o modificarlo sin dar aviso previamente al juez de ejecución penal y al fiscal y someterse al cuidado del ente de Políticas Resocializadoras. También le ordenó abstenerse de usar estupefacientes o de abusar de bebidas alcohólicas; restricción de acercamiento al domicilio de la víctima -su expareja- y prohibición de comunicación y contacto para con la misma; así como realizar un tratamiento psicológico previo informe que acredite su necesidad y eficacia.

El fiscal Luciano Rebecchi, el defensor particular Jerónimo Altamirano y el propio imputado presentaron un acuerdo de Juicio Abreviado. La damnificada, al ser informada sobre la firma del mismo prestó su conformidad.

Las pruebas aportadas en el legajo permitieron probar que el 22 de enero de este año, el imputado protagonizó una discusión con su expareja y le profirió dichos tales como “yo te voy a hacer algo para que te mueras”, “si no me das las llaves de las motos las voy a prender fuego”, y mientras le expresaba toda clase de insultos, le propinó un golpe de puño en la nariz, causándole lesiones certificadas por médico interviniente.

La magistrada agregó en el fallo que “con la decisión acordada por las partes se garantiza una respuesta judicial rápida y efectiva, dado que aún en el hipotético caso de finalizarse el proceso de un modo ordinario, en un eventual juicio oral y público -y no con la salida alternativa que aquí se presentó-, la sentencia que recaería (...) sería similar o idéntica a la acordada por las partes. Todas estas cuestiones, sumadas a razones de celeridad y economía procesal para una solución rápida y definitiva de este conflicto, aconsejan el dictado de esta sentencia, para el caso, tal como se ha solicitado por las partes”.

Dejá tu comentario