LA PROVINCIA | CAME | ventas de los comercios minoristas

¿Como está la situación económica en comercios de barrio?

A partir de un informe de la CAME (Confederación Argentina de Mediana Empresa) se pudo saber que las ventas minoristas cayeron un 10% en octubre. Esto se debió en parte a la gran especulación previa a las elecciones del 27 de octubre con respecto a la subida del dólar y las medidas del Gobierno Nacional posteriores a los comicios.

Las ventas acumulan una baja anual de 12,5% , pero a pesar de esto, los comercios mantienen una buena expectativa hacia fin de año donde se espera un aumento del 9% en las ventas. Faltantes de productos, demarcaciones de precios o el freno de las ventas fueron algunas de las variables que se registraron durante los días previos y posteriores al 27.

En una recorrida por los mercados de barrio, La Reforma pudo comprobar que en los diferentes rubros como almacenes, carnicerías o verdulerías se mantuvo esta especulación que duró aproximadamente una semana. Según los comerciantes, en algunos casos se tomó la determinación de remarcar el precio del producto y en otros se decidió dejar tal como estaba para no perder las ventas diarias ya aseguradas.

En este marco, los almaceneros minoristas coincidieron en afirmar que hace tiempo la gente lleva los productos mínimos indispensables. “Hace un tiempo quizás se llevaban una cosita de más, pero ahora vienen a buscar menos productos que a lo mejor les alcanza para una sola comida”, remarcaron.

Confirmaron además que esto fue en el contexto de la caída de las ventas, pero se espera que esta situación se pueda repuntar hacia fin de año. “Algunos productos bajaron alrededor de 15 pesos porque son los que la gente lleva más”, confirmó un comerciante.

En cuanto a las carnicerías, se pudo saber que el pollo se ha vuelto uno de los productos más vendidos por su diferencia de precio con la carne sobre todo para los días de la semana. “En lo que es carne sufrimos un aumento de precio de aproximadamente el 13% y eso hizo que disminuyera muchísimo el consumo, al punto de que la demanda es muy baja”, comentó uno de los entrevistados. Otro carnicero confirmó estos dichos y aseguró que “este Gobierno hizo un desastre. Tenemos un consumo muy bajo por cabeza en relación a las ventas de años anteriores. Notamos mucho que los días de semana ya no se compra para hacer asado”.

Las verdulerías por su parte parecen ser un universo aparte ya que cada una remarca el precio de las frutas y verduras con diferentes criterios. Las verduras que antes eran las más cotidianas y las más vendidas sufrieron incrementos de entre un 35% y un 50% del precio por kilo. Las frutas de estación, en algunos comercios están remarcadas por el temor de los minoristas a un posible aumento. En una recorrida por la ciudad se puede observar como varía el precio de algunos productos dependiendo del barrio en donde estén o el rubro en el que se vendan. Por otra parte, hay productos importados que se vienen manteniendo con costos elevados, como la banana, el kiwi y la palta por su condición de productos importados.

Dejá tu comentario