DEPORTE | Superliga | Árbitro

"Como cierre del año es la frutilla del postre, no me lo esperaba la designación"

El árbitro píquense de 26 años, Franco Morón, cumplió el lunes pasado el sueño que tanto anheló desde que comenzó su carrera dirigiendo en las canchas de nuestro fútbol local (Liga Pampeana) es llegar a la Superliga, la primera división del fútbol argentino, en el partido que cerró la decimoquinta fecha, entre Arsenal y Lanus que finalizó 1-1, en el estadio 'Viaducto'.

En ese día inolvidable, Morón fue cuarto árbitro, parte de la terna que encabezo por Jorge Baliño y los líneas, Julio Fernández y Andrés Barbieri.

El árbitro píquense le tocó la facultad de expulsar al entrenador de Lanus, al pampeano Luís Zubeldía a los 88’ cuando el encuentro estaba por finalizar.

El árbitro, Franco Morón dialogó con este medio y expresó la satisfacción de haber llegado a la Superliga de Fútbol Argentino, “desde el día en la designación, es un sueño estar ahí, llegar a la cancha, en todo momento sentía estaba soñando. Cuando comienza el partido y empieza a correr los minutos, te das cuenta que es realidad y es algo de no creer, es una locura llegar a ese nivel al fútbol de primera. Estoy muy contento”.

El píquense contó como vivió su primera experiencia en el fútbol grande de nuestro país “con mucho entusiasmo y feliz. Uno anhela estar siempre en estos partidos desde el día uno que empiezas con tu carrera, estar ahí tratas de disfrutarlo y siempre dándole al equipo que somos cuatro, junto a Nacho Baliño, Julio y Nahuel”.

“Como cierre del año es la frutilla del postre, no me lo esperaba la designación, es para lo que uno trabaja y lo que se esfuerza día a día, así que finalizar el año así es algo hermoso. Esto sigue con los pies sobre la tierra, con la mente muy en claro que hay que seguir trabajando y no hay que aflojar, es solamente el comienzo de algo que uno buscar y entrenar más duro, capacitándome en todo momento para poder seguir creciendo, falta mucho por recorrer y aprender”, concluyo.

Dejá tu comentario