Provinciales | Navidad | La Reforma | Precios

Comerciantes piquenses esperan "al menos repetir" las ventas de 2018

Una nueva fecha comercial de "Papá Noel" ya comenzó a vivirse en el Microcentro piquense, con una variada oferta de pinos navideños para las familias y juguetes para los más chicos. Según conoció La Reforma, comerciantes de jugueterías esperan "al menos repetir" las ventas que se registraron un año atrás, que fueron considerablemente superiores a las de la Navidad 2017.

Un relevamiento realizado por este diario permitió establecer que por estas horas las principales ventas están dadas en los pinos navideños que a partir del próximo domingo 8 de diciembre iluminarán los hogares piquenses, en vísperas de Navidad. Asimismo, cabe indicar que también hay ventas de juguetes, pero en menor medida.

La oferta de pinos navideños es sumamente variada, ya que se pueden adquirir árboles pequeños desde 300 pesos, pasando por otros mediados en alrededor de mil pesos, hasta alcanzar los de grandes dimensiones en más de dos mil pesos.

Al respecto, vale señalar que los precios varían considerablemente entre los “pinitos armados, con luces y adornos” y las estructuras de los árboles, sin ningún tipo de accesorios.

Otro dato que se observa al recorrer la principal zona comercial de la ciudad, es que en la oferta de “pinitos navideños”, en algunas vidrieras ganaron lugar otro tipo de árboles, que sólo cuentan con luces, sin ningún tipo de alusión navideña.

En diálogo con La Reforma, un experimentado comerciante de calle 20 entre 13 y 15, indicó que “el stock y la variedad están bien, y las ventas también se están realizando, acorde a la fecha. Mucha gente anda averiguando, pero también hay gente comprando, principalmente árboles”, añadió.

Respecto a los precios que se prevé en el rubro juguetería para “Papá Noel”, el entrevistado resaltó que “seguimos con los valores que tuvimos en agosto, en la fecha del Día del Niño”.

En ese marco, el comerciante explicó que “no es que no existan los aumentos, pero hoy es imposible trasladarlos al mostrador”, ya que las expectativas para los próximos días y semanas son de “vender al menos como el año pasado, que nos fue muy bien, a diferencia de lo que pasó a fines de 2017, cuando realmente se vendió muy poco”, ilustró.

“No sabemos si el año pasado vendimos bien o el anterior muy mal… pero sí que este necesitaríamos vender lo mismo del año pasado, para estar conformes”, insistió.

Consultado por el incremento en el precio de los juguetes entre la fecha de Navidad del año pasado y la que se aproxima, el comerciante estimó que en general “hay que hablar de un 40 por ciento”.

Canasta más cara

Por otra parte, cabe agregar que la canasta navideña registró un incremento de 56,3% con relación al año anterior, mientras el pan dulce experimentó una suba ubicada en torno al 60%, según un informe privado publicado recientemente.

El sondeo difundido por la asociación Consumidores Libres reveló a menos de un mes de las fiestas de Fin de Año, que los productos que integran la canasta tuvieron marcados aumentos frente al mismo período de 2018.

Se trata de una suba de 56,3%, al tiempo que las canastas armadas por las grandes cadenas de supermercados tienen precios con alzas desde 42% al 170% con relación al año pasado.

La entidad puntualizó que el pan dulce tiene un costo de entre $170 y $274, dependiendo de la marca, con lo que el aumento va del 41% al 63%.

El budín, en tanto, tiene un costo de $99 y $100 de acuerdo con lo relevado por Consumidores Libres.

Promociones y descuentos

Teniendo en cuenta estos incrementos, que afectan al bolsillo de los consumidores, es que los comerciantes de otros rubros como juguetería, indumentaria, calzado y artículos del hogar, han implementado distintas promociones y descuentos, buscan atraer a los consumidores.

Por último, vale señalar que a través de otro relevamiento realizado un año atrás, este medio gráfico conoció que las ventas navideñas se dieron en un promedio de 500 pesos por artículo, y también que en la mayoría de los casos los consumidores utilizaron tarjetas de débito y de crédito para abonar las compras. El dinero en efectivo sólo apareció ante las ofertas de descuento por esa vía de pago.

Como generalmente ocurre las ventas se incrementaron en los días previos a la Navidad, cuando miles de piquenses llegaron al Microcentro para adquirir distintos productos y darle así un “salvavidas” a un sector que se encontraba golpeado por los efectos de las políticas económicas nacionales, como continúa ocurriendo en la actualidad.

Dejá tu comentario