Agropecuarias | INTA | Gripe equina

Científicas del INTA Castelar identificaron la causa de una gripe equina

Científicas del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Castelar, en la provincia de Buenos Aires, lograron identificar la causa de la epidemia de 2018 que causó el brote de gripe equina en el país, y confirmaron que más del 70 % de los caballos inmunizados que presentaron la enfermedad no tuvieron completa protección frente a la cepa circulante, se informó hoy oficialmente

Esta enfermedad viral con capacidad de generar importantes brotes en poblaciones de animales susceptibles, paralizó competiciones hípicas y el desarrollo de las actividades ecuestres, ocasionando importantes pérdidas económicas para tenedores de caballos y productores.

Durante los tres meses que duró el brote de influenza o gripe equina, especialistas del INTA observaron que el 76 % de los caballos que presentaron la enfermedad “habían sido vacunados con una vacuna importada, que contiene una cepa que no circula en la actualidad a nivel mundial, lo que sugería la falta o una menor protección frente a la cepa del virus circulante”, explicó Cecilia Olguín-Perglione, del Instituto de Virología del INTA Castelar.Según la investigadora, “frente a este virus, la cepa incluida en la vacuna más utilizada en Argentina no brindaba la cobertura necesaria para proteger contra la infección”.

Así lo reconocieron en un reciente artículo publicado en la Revista Veterinaria Equina Cecilia Olguín Perglione junto con Florencia Alamos, María Silvia Tordoya, Aldana Vissani y María Barrandeguy, todas del INTA, y las dos últimas investigadoras también pertenecientes a la Escuela de Veterinaria de la Universidad del Salvador.

Las científicas concluyeron que “la aparición de este brote de influenza equina en caballos, regularmente vacunados, es evidencia de la falta de cobertura de la vacuna”.

Durante el brote ocurrido entre marzo y junio del 2018, el análisis filogenético de las secuencias de nucleótidos y aminoácidos de las proteínas presentes en la superficie del virus de la influenza, reveló que “todos los virus de la gripe equina identificados durante el brote pertenecían al subtipo H3N8, Florida Clado 1, y se encontraban muy relacionados con las cepas que provocaron los brotes de la misma enfermedad en Chile y posteriormente en Uruguay”, explicó Olguín Perglione.

En tal sentido, agregó que “desde el Instituto de Virología se trabaja estrechamente con haras de cría de caballos, hipódromos y veterinarios particulares, para reconocer los aspectos epidemiológicos y caracterizar las cepas de virus involucradas”.

Dejá tu comentario