DOMINGO 02 de Octubre de 2022
 
 
Compartir
Twittear
 

‘Chocolate por la noticia...’

Vale la expresión, para señalar con un poco de sorna, que el presidente Alberto Fernández, ha reconocido y se mostró hasta sorprendido, que la inflación, les está ganando la batalla.

Sin lugar a dudas, que el alejamiento de la realidad que está viviendo la sociedad argentina, la permanencia en esa burbuja que le impide tomar conciencia de lo que está ocurriendo, es uno de los motivos que lo hacen expresar esos mensajes confusos, que denotan una total desorientación en lo que se refiere a la situación socioeconómica del país.

Escuchábamos, como lo hacemos habitualmente, a consultores económicos y algún que otro encuestador, que señalaban -en forma coincidente- que el partido gobernante no se da cuenta, que día a día, retrocede en la consideración pública.

Y ese factor, significa: ‘Que están cada vez más lejos de la pretensión de pelear una continuidad en el 2023. Ellos opinan basados en datos, informes, la opinión de los sectores encuestados y los resultados en muy poco difieren de lo que siente la ciudadanía.

En alguna oportunidad, en esta misma columna, mencionábamos que estaban tan metidos en la lucha interna y en generar más grieta, que habitaban un mundo especial que se habían creado, donde todo lo que ellos hacían estaba bien: Que el país avanzaba, que había crecimiento, que disminuían los índices de pobreza y se recuperaban puestos de trabajo. Un ‘mundo ideal’, que la realidad desmentía. Bastaba solo salir a la calle.

El territorio argentino, por primera vez, se está estructurando federativamente. Las provincias han comenzado a diferenciarse, basadas en un manejo sensato, prudente, de sus recursos y han logrado diferenciarse de la provincia de Buenos Aires, ser meros observadores de las difíciles alternativas que se viven en CABA y como diría el ‘paisano’, están cuidando la cría.

Cuando las políticas de Estado, que no hay muchas, buscan enfrentarse con los sectores productivos, porque pretenden que ellos sostengan económicamente los errores del gobierno nacional. En los ámbitos provinciales procuran acercarse al sector agropecuario, al empresariado, a las pequeñas y medianas Pymes, planificando cómo sustentar valores que coadyuven en circunstancias tan difíciles como las que estamos transitando.

El día y la noche. Gobierno nacional, encerrados en sus luchas intestinas. Gobiernos provinciales buscando denodadamente el crecimiento y futuro. Por estos factores es que no deja de sorprender que el titular del Ejecutivo nacional, manifieste, a esta altura, que es muy dura la lucha contra la inflación.

Albricias lo descubrió. El país se derrumba, el tejido social está cada vez más deteriorado. Las medidas económicas que plantea el nuevo ministro Sergio Massa, son las mismas que intentó aplicar Martín Guzmán, pero como estaba apuntado políticamente, eran desacertadas. Hoy parecen ser las adecuadas para sacar al país del estancamiento y cumplir con el Fondo Monetario Internacional. Gestión esta que vemos, por lo menos por ahora, muy dudosa de lograr.

Mientras el hombre que eligió Cristina para presidente, sigue haciendo discursos, ella continúa manejando los hilos de la política, recientemente reuniéndose con el senador José Torello, hombre de confianza -si los hay- de Mauricio Macri, mientras que el PRO, busca sumar entendidos en cuestiones económicas como Martín Redrado.

Una mezcla extraña, que confunde a la ciudadanía. Todo parece apuntar a generar una nueva tendencia política conjugando posiciones y viendo de acercar disensos, para enfrentar un futuro que se muestra muy adverso.

Mientras tanto el ciudadano, la ciudadana, los jóvenes, las familias en general miran que cada día se alejan más de recuperar el nivel de vida que habían logrado con esfuerzo a lo largo de los últimos años.

Un ‘bingo’, donde por ahora ‘todos pierden’. La gran pregunta es: ¿Habrá revancha?

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.