POLICIALES | campo | homicidio | Realicó

Acusado de matar a un hombre de Realicó en un campo, a juicio a fin de mes

Acusado de matar a un hombre de Realicó en un campo, a juicio a fin de mes. Es el socio del hombre muerto.

Javier Gallo está imputado de homicidio calificado como consecuencia de la muerte de Osvaldo Miranda, un hombre de Realicó, en un campo cercano a Ranqueles, en el sur cordobés al límite con La Pampa.

El debate por jurado popular está previsto que inicie el 29 de marzo.

Más de ocho años pasaron para intentar dilucidar en la Justicia lo ocurrido con Osvaldo Miranda, quien en noviembre de 2012 murió tras ser golpeado por un toro.

La historia, que al principio trascendió como un supuesto accidente laboral en un campo ubicado a 10 kilómetros de la comuna de Ranqueles, luego tuvo un giro radical y ahora tiene al socio de la víctima esperando ser juzgado como sopechoso de homicidio calificado.

El comienzo del juicio contra Javier Antonio Gallo está previsto para el lunes 29 de marzo en la Cámara Primera del Crimen de Río Cuarto. Será con la participación de un jurado popular.

Gallo llegará en libertad al debate oral, después de haber permanecido algunos meses en prisión cuando las pruebas comenzaron a generar cierto grado de sospecha sobre su persona.

En 2013, un año después de la tragedia, el fiscal de Huinca Renancó, Marcelo Saragusti, dio el giro en la causa e imputó a Gallo como presunto homicida. En la investigación aparecieron datos sobre planteos que Miranda le estaba realizando por esos días a Gallo por el faltante de hacienda que tenían en común.

Para los investigadores, ese conflicto pudo haber sido motivo del ataque fatal contra el trabajador oriundo de la localidad de Realicó, provincia de La Pampa.

Cambios de carátula

El hecho registrado el 6 de noviembre de 2012 primero fue caratulado como “muerte de etiología dudosa”, hasta que una serie de testimonios y elementos probatorias hicieron que un año después el fiscal la cambiara por la figura de homicidio simple.

Finalmente, en 2014 el investigador determinó una nueva modificación y ordenó imputar a Gallo de homicidio calificado por alevosía.

En los ocho años que transcurrieron desde el episodio fatal, la familia de Miranda insistió con el reclamo de justicia. “Como se ha ido demostrando, el hecho no fue un accidente”, expresaron tiempo atrás en un mensaje a la prensa, en el que señalaban que seguían atravesando “una larga y dolorosa lucha en la justicia”.

Golpeado por un toro

Las primeras versiones que surgieron en torno al caso indicaron que a Miranda se le enredó un lazo al cuello cuando fue embestido por un toro que lo habría arrastrado unos 200 metros.

La víctima sufrió heridas de gravedad y fue trasladado en grave estado a un centro médico de Río Cuarto donde falleció.

A sus allegados, conociendo las diferencias que tenían con Gallo, nunca les cerró la hipótesis del accidente y ahora esperan que la Justicia pueda esclarecer lo que realmente sucedió. (Fuente: Puntal).

Dejá tu comentario