POLICIALES | incendio

Bomberos Voluntarios debió intervenir en dos siniestros

El primer hecho al que debió acudir la fuerza tuvo lugar en un galpón situado en calle 19 y 64, aunque el siniestro fue controlado pese a sus importantes proporciones. El restante, en el dormitorio de un complejo habitacional.

Las tareas que debieron llevar a cabo los Bomberos Voluntarios en la madrugada de este miércoles resultaron trabajosas, debido a que fueron dos siniestros en distintos puntos de la ciudad los que requirieron la inmediata intervención. A las 2.15, los primeros llamados alertaron sobre un incendio en calle 19 y 64.

Pablo Casatti, encargado del primer operativo de la noche, explicó: “El inicial fue el del galpón y el aviso era que se producía un incendio en dicha estructura, aunque en el camino personal policial nos confirmó que era fuera del mismo”, comenzó explicando el voluntario.

“Cuando llegamos, dimos cuenta que el fuego había iniciado sobre la parte posterior, entre el alambrado perimetral y el galpón. El foco era bastante importante. Había pallets y basura, entre otras cosas, lo que hizo que levantara temperatura la chapa del espacio”, mencionó.

Indicó que por ‘radiación’ se afectó el contenido del interior del galpón donde, aparentemente, se reciclaba papel y plástico. A raíz de estos materiales, existían riesgos que se propagara el incendio hasta el interior, lo que significaría un problema aún mayor para la fuerza.

“Se sofocó a tiempo lo que se estaba quemando, por suerte, lo que cual hubiera sido un incendio importante”, afirmó al tiempo que descartó conocer cuál habría sido el causal del hecho. “Tuvo una deformación el portón y se doblaron las chapas por la misma temperatura del lugar, pero la estructura general, no sufrió daños”, agregó.

Allí intervinieron dos dotaciones de Bomberos, la primera con seis integrantes de la fuerza mientras que la segunda contó con cinco. “Ésta última fue la misma que acudió a los 45 minutos a colaborar con otro incendio en la calle 107 y 102. En total, estuvimos trabajando alrededor de 21 personas en todo el servicio”, confirmó.

Si bien en un principio se dio a entender que los incendios se dieron de manera simultánea, la diferencia entre uno y otro fue de 45 minutos aunque el primero de ellos requirió de ciertas labores posteriores: “Se sofocó en diez minutos, pero más tarde hubo toda una etapa de remoción y verificación para que no quede temperatura, acompañando a la Policía para que hagan sus pericias”, apuntó.

En el otro sitio de conflicto, el foco se originó en una habitación y, si bien se desconoce el origen de las llamas, podría haber sido un cortocircuito. Pese a que no estaban los moradores al momento en que ardió parte del lugar, cuando llegaron los Bomberos ya se habían extinguido las llamas como producto del accionar de los vecinos.

“Había bastante humo y temperatura. Se ventiló el espacio afectado dentro de este ‘complejo habitacional’, evitándose que haya peligro de propagación”, concluyó Casatti.

Dejá tu comentario