DEPORTE | Boca | Argentinos | final

Boca empató con Argentinos Juniors y se clasificó a la final

Boca empató con Argentinos Juniors en un partido dramático y se clasificó a la final de la Copa Maradona.

Boca empató con Argentinos Juniors en un partido dramático y se clasificó a la final de la Copa Maradona. El Xeneize igualó 2-2 con el Bicho con tantos de Zárate, Ábila, Sosa y Vera. Los de Miguel Ángel Russo sacaron el boleto a la definición del torneo local que se disputará el próximo domingo 17 de enero.

Se vivió un primer tiempo electrizante en La Paternal con el condimento extra de tener un oído puesto en lo que sucedía entre River e Independiente, el otro encuentro clave para saber qué ocurriría en la parte alta del grupo. En ese contexto abrumador, el Bicho aprovechó el ritmo y golpeó primero. A los 9 minutos, Fausto Vera acomodó el balón para Matías Romero en el centro del campo y el juvenil sacó rápido al vacío para Gabriel Hauche. El Demonio obtuvo réditos desde la punta derecha, tiró un centro venenoso y Diego Sosa le ganó la posición a su marcador para puntearla en el primer palo y sacar un disparo imposible para Agustín Rossi.

Casi un cuarto de hora más tarde, y luego de que el árbitro Fernando Espinoza advirtiera a la Policía por la gran cantidad de gente que había en una de las tribunas, apareció la fascinante conexión entre Mauro Zárate y Edwin Cardona. Emmanuel Mas le cedió la bola al talentoso colombiano, que controló, giró, levantó la cabeza y sacó un precioso pase al corazón del área como si fuese una daga. La espalda de Carlos Quintana y Kevin Mac Allister fueron el espacio que aprovechó Zárate para cruzar un disparo de primera que puso el marcador 1-1.

En la recta final del primer tiempo, se repartieron una situación de riesgo por lado: Miguel Ángel Torrén estrelló un tiro libre en el travesaño y luego entre Wanchope Ábila y Eduardo Salvio desperdiciaron una clara acción. Primero fue el capitán, quien quedó habilitado por una desatención en la última línea del Bicho, encaró e intentó picársela al arquero Lucas Cháves. El dueño de los tres palos de Argentinos la manoteó y allí apareció Toto en soledad para marrar una chance inédita con el arco vacío.

Pero no fue la maniobra de mayor riesgo que dilapidó el Xeneize: Espinoza no dudó en pitar un penal a los 41 minutos tras una mano de Quintana dentro del área, Ábila se hizo responsable pero emuló a Martín Palermo, definió la pena máxima con las dos piernas y tiró el disparo por arriba del travesaño.

Dejá tu comentario