DEPORTE | Holan | Álvarez

'Bebote' Álvarez fue condenado a tres años y medio de prisión por haber extorsionado a Ariel Holan

La Justicia condenó ayer a tres años y medio de prisión al líder de la barra brava de Independiente, Pablo 'Bebote' Álvarez, acusado de extorsionar al ex entrenador de fútbol del club Ariel Holan.

El Tribunal Oral Número 5 de Lomas de Zamora rechazó el pedido de nulidad de la defensa del barra y lo encontró responsable del delito de extorsión en grado de tentativa.

Holan había sido interceptado a la salida de un entrenamiento, el 19 de octubre de 2017, y Álvarez le había exigido 50 mil dólares para financiar un viaje al Mundial de Rusia del año entrante.

En ese entonces, el entrenador se negó y, días después, terminó denunciando el hecho ante la Justicia, que se terminó por expedir ayer.

Álvarez, no obstante, continuará con la prisión domiciliaria, monitoreado por una pulsera electrónica.

Durante el juicio, que comenzó el 9 de octubre, Holan relató que después del hecho habló con el presidente Hugo Moyano, quien en ese entonces le respondió: ‘Si vos le das un peso, yo te echo’.

Además, el DT confesó que cuando Álvarez se bajó del auto al cual se había subido para hablar con él le dijo: ‘Ya nos vamos a volver a encontrar’.

Holan reconoció haber ido a muchas peñas, a las que concurría gente que pagaba con el objetivo de recaudar plata para los viajes y tratamientos médicos de la barra brava.

El episodio ocurrió el jueves 19 de octubre del 2017 cerca de las 13:30 sobre el acceso Sudeste, a la salida del club, cuando Holan iba en el Ford Focus de Javier Tellechea, uno de los integrantes de su cuerpo técnico.

Ahí, fueron interceptados por dos motocicletas y de una de ellas bajó el líder de la barra de Independiente, quien lo obligó a que le abriera la puerta del vehículo para que se suba.

Tras ello, ‘Bebote’ les ordenó que continuaran la marcha -seguidos de las motos y varios automóviles- y a la vez le exigió a Holan en tono hostil la entrega de 50 mil dólares, porque era ‘el único director técnico que no lo hacía’.

Luego de circular durante unos quince minutos, Álvarez le ordenó que detuviera la marcha en la esquina de la Avenida Debenedetti y Coronel Suárez de Dock Sud, descendió del rodado y se dio a la fuga junto a los sujetos que los habían acompañado durante todo el trayecto.

Dejá tu comentario