Provinciales | Andrea López

Con reclamos para que se reabra la investigación, hicieron un acto en su memoria

En conmemoración del 16º aniversario del femicidio de Andrea López distintas organizaciones realizaron hoy un acto en el Centro Judicial de Santa Rosa en el que exigieron por la reapertura de la causa y la intensificación de la búsqueda incluído en algunos lugares en los que ya se realizaron.

Agencia Santa Rosa - El encuentro también sirvió para que se recordaran a distintas víctimas de femicidios en la provincia con la inscripción de sus nombres en una bandera. Julia Ferreyra, la madre de Andrea, insistió en su pedido a los investigadores del caso porque 'Sentimos que pueden hacer más. Queremos encontrar el cuerpo para llevarle una flor'. Puntualmente, pidió que 'sea buscada en la quinta que era de Mario Pinto, debajo de la pileta, porque cuando hicieron excavaciones no buscaron ahí, buscaron en otro lado', dijo.

'Sigo esperando que alguien le remuerda la conciencia porque la cantidad de la recompensa (puesta por el Gobierno para quien aporte datos certeros para dar con el cuerpo) aumenta y no hay novedad de nada', refirió, y enfatizó que 'el crimen perfecto no existe y no creo que, con los controles policiales que hay hubiera (por Víctor Purreta, el condenado por el hecho) podido salir de la provincia con un cuerpo'.

También estuvo Emanuel López, el hijo de Andrea y Purreta que presenció el asesinato de su madre cuando tenía 5 años y cuyo testimonio permitió condenar a su padre. 'Es difícil ya a 16 años de su ausencia, pero hay que seguir luchando hasta encontrar el cuerpo', dijo en declaraciones a la prensa: 'yo la recuerdo con esa sonrisa que siempre tuvo'. López desapareció el 10 de febrero de 2004, cuando tenía 25 años. Su cuerpo, que tenía el tatuaje de un niño con guantes de boxeo y el nombre 'Carlitos' -el segundo nombre de Emanuel- en el brazo derecho, aún no fue encontrado.

Purreta, en tanto, está en la cárcel. En 2014 fue condenado a 18 años de prisión por el femicidio pero, sumando otras causas por facilitamiento de la prostitución y lesiones, debe cumplir una condena unificada de 25 años.

'Símbolo pampeano'

El subsecretario de Derechos Humanos de la provincia, Juan Pablo Fasce, también acompañó el acto y calificó que 'Andrea López se ha convertido en un símbolo pampeano de la lucha contra la violencia contra las mujeres, de decirle basta a los femicidios y contra la explotación sexual. Y Julia (Ferreyra) en la lucha de una madre, de una mujer, que busca hallar los restos de su hija. Es un deber del Estado provincial, y lo estamos haciendo desde el gobierno de La Pampa y desde el Ministerio de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, acompañar este reclamo y seguir buscando a Andrea. Su familia necesita paz después de tanto tiempo'.

Dejá tu comentario