POLICIALES | amenazas | condenado | General Pico

General Pico: un año de prisión condicional a un hombre por "amenazas"

El juez de control de General Pico Diego Ambrogetti, condenó a un hombre de 69 años por considerarlo autor material y penalmente responsable del delito de "amenazas simples".

El juez de control de General Pico Diego Ambrogetti, condenó a un hombre de 69 años por considerarlo autor material y penalmente responsable del delito de amenazas simples”; a la pena de un año de prisión de ejecución condicional.

Además le fijo las siguientes reglas de conducta a cumplir durante el plazo de dos años: fijar domicilio y no ausentarse del mismo o modificarlo sin dar aviso previamente a la Unidad de Abordaje, Supervisión y Orientación para personas en conflicto con la ley y al fiscal; abstenerse de usar estupefacientes o de abusar de bebidas alcohólicas y someterse a un tratamiento médico o psicológico .

La sentencia fue dictada a consecuencia de un acuerdo de juicio abreviado solicitado por el fiscal Luciano Rebechi, el defensor oficial Alejandro Piñeiro y el imputado quien admitió su responsabilidad. La hija de la damnificada, representante legal de la víctima - quien falleció unos meses después de ocurrido el hecho- al ser informada sobre el acuerdo arribado por las partes, prestó su conformidad.

Las pruebas aportadas en el mismo permitieron dar por probado que en la noche del 6 de abril 2019, luego de entredichos mantenidos con la damnificada, el imputado la amenazó de muerte.

El juez consideró que con el imputado condenado, y teniendo presente lo manifestado por la denunciante en la entrevista realizada con ella, “se garantizan los estándares mínimos exigidos por el art. 16 de la ley 26.485, dado que se trata de una respuesta oportuna y efectiva , la representante legal de la víctima fue oída personalmente por el juez en relación a lo que se va a resolver, su opinión es coincidente con el acuerdo arribado por la partes así como también se protege su intimidad y se evita su revictimización al no realizarse el juicio oral y público”.

Luego agregó que “el monto acordado resulta un límite punitivo para el juzgador, que no puede ser franqueado por quien tiene a su cargo resolver la cuestión presentada por las partes, debiéndose en definitiva, respetar lo convenido por las partes, (…) siendo aquél quien establece el máximo tope de la misma y de la pena aplicable, por lo cual, si el titular de la acción penal acordó con el imputado y su defensor el monto ut-supra mencionado, habrá efectuado para ello la correspondiente evaluación, contándose asimismo con la conformidad brindada por la hija de la damnificada y denunciante respecto de la salida alternativa acordada”.

Dejá tu comentario