Provinciales |

"Alicia realizaba sus obras para que queden en la ciudad"

El próximo sábado, desde las 17:00, se llevará a cabo el evento que homenajeará a la gran artista piquense, Alicia Malerba. Darío Echeverría y Disi Marchesi, organizadores del evento, se refirieron al tiempo compartido con la mujer.

La pérdida de Alicia Malerba causó gran conmoción, no sólo en el ambiente artístico donde la mujer supo desenvolverse de gran manera, sino también en todos aquellos sectores donde se desenvolvió. Sus familiares, amigos, colegas y allegados la recuerdan con gran cariño.

A raíz de ello, el próximo sábado desde las 17:00, se llevará a cabo el ‘Malerbazo’ para homenajear a la creadora de tantas obras que ilustran a la ciudad de General Pico.

Es por esta convocatoria que La Reforma dialogó con Darío Echeverría y Disi Marchesi, partes necesarias para que se pueda concretar el espectáculo.

“Todos saben que hace unos tres meses perdimos a Alicia y, ni bien nos enteramos de esta noticia tan dolorosa, nos hablamos con Darío. Fue de ésa cabeza salió que salió la idea cuando me dijo ‘hagamos algo’”, relató la conductora de TVCO, quien compartió años de trabajo con la recordada mujer. “Creo que el punto de partida fue no haberla podido saludar. Y eso crea un vacío”, sumó Echeverría.

“Ella fue una gran artista, sino que fue una gran convocante. Siempre con ideas en la cabeza y haciendo arte en la calle, siempre sacando el arte al espacio público. Nunca le gustó la muestra dentro de un salón. Siempre fue de hacer murales, de sacar músicos a tocar en espacios públicos y fue en instituciones donde realizó algunos de los últimos eventos”, destacó el músico.

Su forma de llevar el arte fue una propia representación de lo que era como persona: “Vos te la cruzabas y creo que ninguno de los que la conocimos la recuerda sin decir estas palabras ‘amigo/a, tengo una idea’. Siempre estaba pensando en cómo realizarla e incluyendo gente”, indicó.

Y también destacó algo que, en su parecer, no es habitual: “No le interesaba la foto, no le interesaban los laureles, ni la autoría de lo que ella había propuesto. Ella quería realizar sus obras para la ciudad”, apuntó. “A parte, no se centraba en un solo grupo de artistas, sino que convocaba a todos, absolutamente a todos. Músicos, bailarines, lo que sea, a todos”, complementó Darío.

Malerba se mostraba siempre sonriente, siendo suave con todos aquellos que la rodeaban “pero muy contundente con lo que deseaba”. Esto se traducía en una fortaleza que le permitía concretar todo aquello que deseaba, pese a ser una persona con una personalidad pacífica, que transmitía constantemente. “Si algo salía mal, ella te decía ya lo vamos a solucionar. No se daba por vencida”, aseguraron.

Obras

El próximo sábado se expondrán algunas de las creaciones, las cuales no se unificaban bajo un hilo conductor, sino que rompían estructuras. “Ella atravesó etapas, era muy ecléctica. Es muy difícil que, si no conociste su obra, digas cuál era el común denominador que las atravesaba”, afirmaron.

Además, indicaron que la caracterizó su plasticidad para adaptarse a distintos contextos y aspectos del arte. Su amplio trabajo dejó para deleite de los piquenses murales en las distintas calles de la ciudad, grabados, trabajos con mandalas y más, que podrán observarse en el playón del Ferrocarril.

Dejá tu comentario