Provinciales | Pampetrol

Acusan a los Llantén de "estafas especiales" y obligan a levantar los cortes

El juez de control de General Acha, Héctor Alberto Freigedo, formalizó a Carlos Aníbal Llantén y Héctor Hugo Llantén por el delito de estafas especiales y, alternativamente, de seguridad del tránsito y de los medios de transporte y comunicación.

La servidumbre es el monto que las empresas petroleras pagan a los propietarios de las tierras explotadas por los daños que la práctica ocasiona. Los Llantén denunciaron públicamente que, después de años de hacerlo, desde la empresa estatal se niegan a pagarles directamente a ellos sino que lo hacen al Ente del Río Colorado, como poseedor de las tierras.

El reclamo es que, de esta manera, se desconoce la presencia histórica -5 generaciones- de la familia en el puesto ‘La Pintada’ ubicado a unos 60 kilómetros al este de 25 de Mayo, en la zona de Casa de Piedra.

Ahora, tras la denuncia que la firma hizo contra ellos por “extorsión”, Freigedo ordenó, además, que la policía, de forma urgente, despeje el ingreso al yacimiento Medanito Sur y Salina Grande I.

La resolución del magistrado fue dictada atenta a pedidos expresos de la fiscal Paula Soledad Duscher. La petrolera estatal adujo que en uno de los lotes donde opera esos yacimientos, se habían colocado candados con cadenas en las tranqueras y, por consiguiente, no había forma de llegar a las baterías y los pozos porque no existen caminos alternativos.

El defensor oficial de los imputados, Claudio Alejandro Martínez Sabio, no adhirió a las calificaciones legales ni a las medidas requeridas por Duscher.

Al momento de resolver, Freigedo formalizó a Carlos (56 años, jubilado) y Héctor (54, criancero) Llantén por estafas especiales (artículo 174, inciso 6 del Código Penal) como calificación provisoria principal, y por seguridad del tránsito y de los medios de transporte y de comunicación (artículo 194), como calificación provisoria alternativa.

A su vez, el juez, también haciendo lugar a un requerimiento de la fiscalía, ordenó que la Unidad Regional IV, con asiento en 25 de Mayo y a cargo del comisario Luis Alberto Fiks, que “tome las medidas correspondientes a efectos de remover los obstáculos mencionados por el Ministerio Público Fiscal, en los predios afectados para restablecer la actividad realizada por parte de la empresa Pampetrol”.

En consecuencia, dispuso que se libren los oficios pertinentes y que ello se cumpla “de manera urgente”; autorizando a la policía a “usar la fuerza pública en caso de resultar necesario y en su justa medida”.

FUENTE: Agencia Santa Rosa

Dejá tu comentario