DEPORTE | Argentina | Córdoba | coronavirus | Fútbol | Fútbol Argentino | General Alvear | General Pico | Italia

"Acá el campeonato se paró faltando seis fechas y esperan poder terminarlo"

El fútbol argentino, similar al brasilero, tiene futbolistas distribuidos en todos lados. Y, sabemos bien que el Coronavirus también se ha desparramado por todo el planeta y la constante es preguntarnos, cómo estará fulano o mengano, conscientes de que está paralizado el más popular de los deportes en la mayoría de las ligas del mundo.

En este caso el contacto fue con Federico Vasilchick, uno de los últimos en emigrar al exterior desde la Liga Pampeana. El goleador ferrocarrilero había vivido experiencia en otros lugares fuera de General Pico, no sólo dentro de La Pampa sino en Mendoza, por recordar su paso por Pacífico de General Alvear.

El año pasado se fue a Nueva Chicago y de ahí surgió la chance de irse a Malta, una isla ubicada entre el norte de Africa y el sur italiano (Cicilia).

Ahí llegó a mediados de diciembre contratado por el club de la ciudad de Sliema (el Wanderes Sliema). “El acuerdo era hasta que termine el torneo –dijo Fede- con la opción de quedarme un año más”.

“Pero ahora estamos pasando este momento como todo el mundo. El torneo se paró hace 15 días aproximadamente cuando faltan seis fechas. Hay confianza en poder terminarlo pero realmente poco se sabe cuándo esto pasará”

Inevitablemente la charla se orientó a cómo se vive o se convive con la pandemia mundial, Coronavirus. El atacante piquense contó, “acá no se decretó una cuarentena obligatoria, cualquiera de nosotros puede salir a hacer compras, caminar, correr y nadie es sancionado”.

“De todos modos la gente se guardó, tiene miedo al contagio y ves muy poco movimiento. Porque lo único que está abierto en la parte comercial son los supermercados, despensas y farmacias”, aclaró.

“Yo sigo entrenando en casa y salgo a correr sólo. Cuando vuelvo tomo recaudos como sacarme la ropa y lavarla. Limpiar el calzado y cosas que a esta altura se saben que hay que hacer. Pero todo tranqui”, remarcó.

“Malta es una isla con cerca de 150 mil habitantes y hasta hoy (por ayer) sumaban 140 contagiados por el virus”, puntualizó.

“Tal vez lo más preocupante, para nosotros, es saber cómo está nuestra familia, nuestros amigos. Yo vivo con tres compañeros más, uno es italiano, otro español y el restante brasileño, pero en el equipo hay hasta japoneses. Todos lugares donde la situación está muy difícil y es inevitable la angustia, especialmente en los españoles y italianos que son mayoría en el plantel en cuanto a extranjeros”, confesó Vasilchick.

“Estamos sabiendo de familiares de los chicos que se están muriendo en Italia y ellos están acá. Al italiano que vive con nosotros se enteró que se le murió un amigo. Eso es muy duro, pero nosotros tratamos de contenerlo como podemos”, contó conmocionado.

Sobre lo que es la reanudación de la competencia, “lo que se dice es que el 5 de abril se vuelven a reunir los dirigentes de los clubes y ahí tendrán que tomar una resolución. Ya es imposible que termine a fines de abril o principio de mayo como estaba previsto. Incluso tenía vuelo de regreso a Argentina para el 15 de Mayo, pero eso ya quedó cancelado”

“Acá estamos camino al verano, pero todavía las temperaturas no son altas. Está agradable, 15 grados promedio, pero en verano dicen que esto explota de calor. Por eso también cuentan los días porque dicen que con las altas temperaturas el virus no afecta tanto. Igual, son todas cosas que se dicen, nadie lo está afirmando definitivamente”.

Federico se lamentó también, “porque me había adaptado desde que llegué y voy el cuarto mes. Algo que también se dio así por tener un gran compañero argentino, Juan Cruz Gil (exTalleres de Córdoba) que estaba desde antes acá y me ayudó mucho”.

“Hasta que apareció el Coronavirus, la preocupaciones que uno tenía pasaban por poder jugar, la comida, el idioma que se me complica un poco, pero ahora todo eso uno se da cuenta que no es lo más importante. Seguramente voy a volver a jugar, mejoraré mi inglés y demás cosas de la vida. Lo que uno desea que esto pase o se controle y que mi familia y todo mi país esté bien. Cuídense”, exclamó Fede en el cierre de ese contacto

Dejá tu comentario