Nacionales | aborto | redes sociales | movilización

La Iglesia convocó a manifestarse contra la Ley de aborto

La Conferencia Episcopal Argentina invitó "a los fieles de nuestras comunidades eclesiales" a que participen "fervientemente" de la movilización del próximo sábado 28 ante el Congreso.

La Conferencia Episcopal Argentina convocó mediante un comunicado en redes sociales, a participar de la movilización prevista para el próximo sábado 28 ante el Congreso de la Nación y a replicar la medida en otros puntos del país en rechazo al proyecto de aborto legal, seguro y gratuito, enviado al Congreso por el Presidente Alberto Fernández.

En el Comunicado se marca postura acerca de la ley presentada mencionando que “legalizar el aborto en los términos que establece el protocolo ILE, sería la primera vez en nuestra Nación Argentina en democracia que una ley contenga la muerte de una persona para salvar a otra a excepción de lo establecido en el Código Penal Argentino” y remarcan que “creemos que éste no es el camino, sino la inclaudicable convicción de que, salvando las dos vidas, nos salvamos todos”.

image.png
Desde la CEA alentaron a participar fervientemente

Desde la CEA alentaron a participar fervientemente "de dichas expresiones públicas en favor del derecho humano a la vida".

En cuanto a la marcha que se organiza para la semana próxima, la CEA convoca a los fieles a participar de las mismas, difundiendo que “el próximo sábado 28 de noviembre se realizarán en todo el país distintas manifestaciones para expresar el valor y el respeto por la vida humana desde su concepción hasta su muerte natural. Como Pastores los alentamos fervientemente a participar de dichas expresiones públicas en favor del derecho humano a la vida de toda persona garantizado en la misma Constitución Nacional”.

Por último la Comisión Episcopal para la Vida, los Laicos y la Familia difundió que “invitamos a los fieles de nuestras comunidades eclesiales a unirse a hermanos de otras confesiones religiosas, como así también a hombres y mujeres de buena voluntad para participar responsablemente conforme a las normas sanitarias establecidas en cada jurisdicción, promoviendo el debido distanciamiento social y el uso del barbijo; y velando además por el cuidado de las exigencias democráticas basadas en el respeto mutuo evitando cualquier forma de violencia hacia otro hermano”.

Dejá tu comentario