Este año volverá a tratarse en la Cámara de Diputados y de Senadores el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, tras haber sido rechazado en su último tratamiento. En este contexto, funcionarios nacionales de la provincia de La Pampa manifiestan diferentes posturas.

Se conoce como Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en Argentina al proyecto de ley elaborado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito en el año 2006. Fue presentado, sin éxito, por primera vez en el Congreso de la Nación Argentina en el año 2007 y posteriormente en siete oportunidades hasta que en 2018 fue tratado por primera vez.

El 14 de junio de 2018 la Cámara de Diputados aprobó la media sanción de la ley con 129 votos a favor, 125 en contra y 1 abstención. El proyecto fue rechazado por el Senado tras una votación donde 38 senadores votaron en contra y 31 a favor; además hubo 2 abstenciones y un ausente.

Este proyecto propone el aborto libre como un derecho hasta la semana 14 (Mes 3 de embarazo), y hasta el final del embarazo en tres causales (violación, peligro para la vida/salud física, psíquica y social de la madre, y malformaciones fetales graves). Incluye el aborto en el Programa Médico Obligatorio (PMO). Si bien es la séptima vez en doce años que se presentó, fue la primera que abrió el debate a toda la sociedad y que tuvo tratamiento legislativo.

En este contexto, es sabido que los diputados del Frente de Todos Ariel Rauschenberger y Melina Delú, votaron afirmativamente en aquel giro sorpresivo que fuera anunciado por el actual gobernador Sergio Ziliotto cuando ocupaba un lugar en la banca nacional de la Cámara Baja. Asimismo, Hernán Pérez Araujo manifestó su postura a favor mencionando que “se lo debemos a las mujeres argentinas”.

Por otra parte, el diputado Martín Maquieyra, de Cambiemos, se mostró a favor de las dos vidas en distintas manifestaciones sociales e incluso indicó que iría por la negativa.

El otro diputado nacional, Martín Berhongaray, únicamente dio a conocer opiniones referidas a la parte científica del aborto, pero no demostró ninguna inclinación al respecto.

En cuanto al Senado, los justicialistas Daniel Lovera y Norma Durango votarían a favor, en tanto que Juan Carlos Marino figura como uno de los votos indecisos tras no haber asistido a la última votación, y al haber manifestado algunos comentarios a favor y otros en contra.

Recientemente, diario Clarín expresó que en la Cámara, 126 diputados votarían a favor de la legalización, 106 en contra y 25 permanecen dudosos. Estos diputados son nuevos y no votaron en el debate de 2018, es decir, no se sabe qué postura tienen y tampoco lo dicen ahora ni lo hicieron durante la campaña electoral.

En el Senado, por el momento, 30 legisladores votarían a favor y 33 en contra. Hay 3 que no expresan postura aunque lo más probable es que voten a favor porque opinaron positivamente sobre la publicación del nuevo Protocolo de Atención para la Interrupción Legal del Embarazo, que no es lo mismo pero va de la mano. Dos de estos senadores son del Frente de Todos y otro de Juntos por el Cambio. Además, hay cinco dudosos que no dicen nada y nunca hablaron públicamente sobre el tema.

Así, las negociaciones más fuertes son las que se están dando en el Senado y dentro del bloque del Frente de Todos.

Histórico

Por otra parte, en el discurso de inicio de las sesiones ordinarias del Congreso de la Nación, el Presidente Alberto Fernández confirmó que presentará un proyecto propio de legalización de la interrupción legal del embarazo durante los próximos 10 días, “que permita a las mujeres acceder al sistema de salud cuando toman la decisión de abortar”.

Es la primera vez en la historia argentina que un presidente envía al Congreso un proyecto de ley para legalizar el aborto. La demanda, tomada por el oficialismo, es el resultado de décadas de lucha de los feminismos.

El Poder Ejecutivo también enviará al Congreso Nacional un proyecto de ley que instaure el “Plan de los 1000 días, para garantizar la atención y el cuidado integral de la vida y de la salud de la mujer embarazada y de sus hijos o hijas en los primeros años de vida”.

Dejá tu comentario