SÁBADO 20 de Julio de 2024
 
 
Compartir
Twittear
 

Xi Jinping convocó al ejército chino a entrenarse para el "combate real"

El presidente de la potencia asiática mencionó la posibilidad de combate, en medio de tensiones sobre Taiwán, que China considera una provincia "rebelde" desde 1949.

El presidente chino, Xi Jinping, instó a las fuerzas armadas a reforzar sus entrenamientos para el "combate real", en medio de tensiones sobre Taiwán y después de unos ejercicios militares de tres días para presionar a la isla.

Pekín considera a Taiwán (también llamada Formosa) como una provincia que todavía no ha logrado incorporar a su territorio desde que terminó la guerra civil en 1949.

Para el gobierno chino, la reunión que mantuvieron, la semana pasada, la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, y Kevin McCarthy, presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, fue una provocación.

En respuesta, China organizó ejercicios militares con el fin de presionar a Taiwán. Para las maniobras, que terminaron el lunes, China movilizó navíos de guerra, lanzadores de misiles y aviones de caza.

Este miércoles, la televisión estatal CCTV, difundió los primeros comentarios públicos de Xi Jinping desde esos ejercicios.

El ejército debe "defender con determinación la soberanía territorial y los intereses marítimos de China, y esforzarse por proteger la estabilidad periférica en general", insistió el dirigente chino el martes, durante una visita a base naval en el sur, pero sin mencionar explícitamente a Taiwán.

Xi Jinping llamó a las fuerzas armadas a "reforzar el entrenamiento militar orientado al combate real", según CCTV.

El Ministerio alemán de Relaciones Exteriores criticó las "posiciones militares amenazantes" de Pekín, que acrecentan "el riesgo de enfrentamientos militares involuntarios".

"Esperamos que todos los actores de la región contribuyan a la estabilidad y a la paz", agregó Andrea Sasse, una portavoz del citado ministerio, en una rueda de prensa en Berlín.

El acercamiento que han protagonizado los últimos años las autoridades taiwanesas y Estados Unidos ha causado enfado en Pekín. Pese a que Washington y Taipéi no tengan relaciones oficiales, Estados Unidos aporta a la isla un sustancioso apoyo militar.

El pasado verano, China llevó a cabo unas maniobras militares sin precedentes cerca de Taiwán y disparó misiles en respuesta a una visita de Nancy Pelosi a la isla, cuando esta ocupaba el cargo que detenta actualmente McCarthy.

Xi hizo esas declaraciones el martes, día en que Estados Unidos y Filipinas iniciaba las mayores maniobras militares conjuntas de su historia.

Con esos entrenamientos, ambos aliados históricos intentan reforzar sus coordinación para contrarrestar la influencia de China en la región.

La cercanía de Filipinas con Taiwán podría hacer del país un socio clave si China decidiera invadir la isla.

Filipinas anunció a principios de mes la localización de cuatro nuevas bases militares susceptibles de ser utilizadas por Estados Unidos, una de las cuales, ubicada cerca del mar de China meridional y otra, no muy lejos de Taiwán.

China criticó el acuerdo, afirmando que "pone en peligro la paz y la estabilidad regionales".

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.