MARTES 18 de Junio de 2024
 
 
Compartir
Twittear
 

Todo pasa por Milei

Hace apenas unos días nadie de los que hace encuestas y analiza la política desde diferentes ópticas, tenía en sus cálculos que el ‘personaje’ que ellos consideraban el ‘muleto’ para cualquiera de las opciones, para ellos más firmes, se quedaría cómodamente con la ‘corona’.

El escenario es realmente difícil de interpretar, porque el resultado puso en clara función de finalista a quien por sus histriónicas, agresivas y explosivas declaraciones, era observado como un ‘raro’ de la política.

Mucho se ha hablado de la extrema derecha y existieron representantes de la misma que dejaron huellas muy profundas en las historias de los países del primer mundo.

La aparición del libertario Javier Milei, quien desde el llano, sin estructura y pidiendo terminar con lo que denomina la ‘casta’, refiriéndose a quienes hasta ahora se han venido sucediendo en los gobiernos argentinos, logró un triunfo electoral impensado.

La rebeldía a flor de piel, fue penetrando en un terreno fértil, que por naturaleza, va quemando etapas en la medida que crece y pasa de la obediencia de la niñez y preadolescencia, a convertirse en los cuestionadores de todo aquello que imponen los mayores y fijan las normas de la convivencia ciudadana.

Fue un ‘caldo de cultivo’ que se realimentó con los errores de políticas que aplicadas sin una planificación adecuada fueron convirtiendo al país, donde la vida se trastocó, mostrando las consecuencias en el crecimiento de los índices de indigencia, pobreza, desempleo, un deterioro de los ingresos sacudidos por una política monetaria que llevó el índice de inflación a -progresivamente- deteriorar el poder adquisitivo.

Vinieron las PASO y la sorpresa generada en las urnas, puso en evidencia que la ciudadanía o gran parte de ella, está realmente enojada y que con su voto señala que está pretendiendo un cambio. Es allí donde la figura de La Libertad Avanza, Javier Milei, se coloca a la cabeza de los elegidos y hoy es figura central para las generales.

Tal es así este fenómeno, que aún no han podido explicar cómo se ha producido de la nada, que hoy, ninguno de los sectores que participará con alguna posibilidad el 22 de Octubre, genera algún movimiento que no esté referenciado en la forma que requiere ganarle a Milei.

Repasando episodios políticos de países vecinos, encontramos -aunque en otro sentido político- la extrema izquierda, con lo ocurrido en Chile, donde apareció una figura que pese a su juventud, supo interpretar lo que en ese momento pretendían importantes sectores chilenos y de esta manera llegó al gobierno.

En Argentina se están conociendo algunas estrategias tendientes a lograr captar votos de otros sectores, tal el caso de Rodríguez Larreta, al que apuntan Massa y Milei, además de Patricia Bullrich que se siente legitimada por entender que esos electores pertenecen a una línea interna de Juntos por el Cambio.

Los más visionarios, intentan penetrar en los segmentos que se alejaron de la elección, porque no se sintieron atraídos por ningún sector e intentar convencer a los que decidieron el voto en blanco, tarea nada fácil si se tiene en cuenta que hay segmentos de la sociedad que muestran una profunda decepción por el fracaso de las acciones políticas de las últimas décadas.

Todo este operativo que se está llevando a cabo, tiene la mirada puesta en el fundador de La Libertad Avanza, que sigue planificando su llegada a la ‘Casa Rosada’ y jugando con una inteligente estrategia, centralizada en mostrar quiénes estarían en su staff gubernamental y en quienes piensa le pueden resultar candidatos potables.

En síntesis, todo pasa por Milei, que -sin lugar a dudas- aprovecha esta contingencia para fortalecer sus lineamientos.

Varió su discurso que pasó de agresivo y total ‘renovador’ morigerando las acciones, a metodologías, que combatan los discursos que lo señalan como un ‘incendiario’ de llevar a cabo su programa de innovación total del gobierno, eliminando la acción y emprendimientos fracasados de la ‘vieja política’.

Hoy una controversia practicada por los ‘anti-Milei’, donde vinculan a su gente con un operativo ‘saqueo’, lo vuelve a colocar en el centro de la escena. La situación que se vive en varios Estados provinciales y municipios del conurbano bonaerense, parece tener varios instigadores que se disputan la defensa de los desposeídos. Uno de ellos, Raúl Castells, líder piquetero aseguró ser el ‘responsable político’ de los saqueos producidos los últimos días en distintas provincias de la Argentina. ‘Yo soy el responsable político, yo asumo la responsabilidad de la situación, pero no quiero decir más que eso’.

Verdad, oportunismo, lo deberán develar las autoridades que están abocadas a investigar las acciones realizadas a través de redes sociales y la posible existencia de instigadores de estos actos de ‘pillaje’ que preocupan al país.

Algo que sí debemos esperar los argentinos es que en esta etapa de campaña mirando el 22 de Octubre, episodios de esta naturaleza, que procurarán recrear dramas ya vividos en el 89, 2001 y en el 2013, se reiteren. La consigna es: ‘Ganar de cualquier forma’, situación que debe revertirse.

La gran pregunta es: ¿La sociedad responderá positivamente o negativamente? Las PASO, pueden resultar una buena referencia a tener en cuenta.
 
 

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.