MIÉRCOLES 05 de Octubre de 2022
 
 
Compartir
Twittear
 

Rosario: Sobrecarga en el sistema sanitario por las quemas

Desde el fin de semana pasado, en Rosario no se puede respirar con normalidad como consecuencia del intenso humo proveniente del Delta del Paraná, causado por los incendios presuntamente intencionales, los cuales ya fueron denunciados por las autoridades locales y nacionales ante la Justicia.

La Facultad de Ciencias Médicas (FCM) de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) advirtió que la quema de humedales en el Delta del Paraná genera “graves consecuencias para la salud de la población”.

Como consecuencia de la recurrente quema en el Delta del Paraná y la afectación del humo a los habitantes de la ciudad de Rosario, la FCM realizó un informe donde determinó que los principales síntomas que se observan son “tos, dificultad para respirar y silbidos en el pecho.

En el informe de la FCM también se detalla el “ardor en los ojos, irritación faríngea, rinorrea y dolor de pecho, característicos de la intoxicación por humo con materias pequeñas”.

De acuerdo a los datos brindados por el estudio, “los gases y partículas producidas por las quemas son “inferiores a 2,5 micrómetros, compuestas por carbono elemental, metales de transición, moléculas orgánicas complejas y compuestos orgánicos volátiles”.

Por su parte, la especialista en alergia e inmunología Natalia Cochet, en diálogo con el medio santafesino La Capital, expresó que “el 92% de los pacientes que atendí durante los últimos días eran personas con problemas ocasionados por el humo que se expandió por toda la ciudad. Tuvimos un aluvión de pacientes crónicos que sufrieron agravamiento de sus cuadros, y también llegaron pacientes nuevos”, agregó la experta.

Cochet enumeró que alguno de los síntomas más comunes son “conjuntivitis irritativa, rinitis, laringitis y disfonía". Y añadió que "eso es lo que vemos en quienes nos consultan, todos con síntomas que son consecuencia de las quemas”.

También, indicó un caso que le llamó particularmente la atención: “dos mujeres se presentaron a la consulta con lesiones en la piel y picazón en las zonas expuestas al humo como la cara y la nuca, por lo que tuve que consultar con Dermatología", contó la profesional.

A las personas con diagnóstico de asma, que se encuentran en el grupo de las más perjudicadas por el humo que llega a la ciudad, pero no son las únicas, se suman pacientes con otros tipos de alergia, con fibrosis quística (una enfermedad que daña los pulmones), con Epoc, y otros problemas respiratorios producto de diversas enfermedades de base.

Antes de finalizar, la especialista remarcó que al escenario de urgencia actual hay que sumar las repetidas ocasiones en las que la población padece el humo en la ciudad por el mismo motivo: las quemas en los Humedales.

Es como estar provocándoles las vías aéreas todo el tiempo a estos pacientes y obviamente van a hacer crisis”, deslizó.

Al día de hoy, se estima que en lo que va del año ya se quemaron más de 60 mil hectáreas en el Delta del río Paraná.

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.