JUEVES 08 de Diciembre de 2022
 
 
Compartir
Twittear
 

Putin advirtió a la OTAN que "podría provocar una catástrofe global"

Al tiempo que se quejó de un hipotético despliegue de tropas de esa organización, el presidente de Rusia avisó que no se propone "destruir Ucrania". Revuelo en los EEUU.

En una rueda de prensa al término de la cumbre de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) y del foro entre los países de Asia Central y Rusia, el mandatario también avisó que no se propone "destruir Ucrania".

"En cualquier caso, poner a cualquier tropa en contacto directo, en confrontación directa, con el Ejército ruso, es un paso muy peligroso que podría provocar una catástrofe global. Espero que los que hablan de esto sean lo suficientemente inteligentes como para no dar pasos tan peligrosos", expresó Putin al ser preguntado sobre un hipotético despliegue de militares de la Alianza Atlántica en Ucrania.

También admitió que la guerra es mala: "Lo que ocurre hoy es desagradable, por decirlo de una forma suave. Pero nos tocaría lo mismo más tarde, solo que en condiciones peores para nosotros. Eso es todo. Así que estamos haciendo lo correcto y a tiempo".

Aseguró incluso que en estos momentos "no hay necesidad" de seguir lanzando ataques de misiles masivos contra objetivos militares y de infraestructura crítica en Ucrania, según un reporte del sitio Actualidad RT.

"Ahora están planteados otros cometidos, porque siete de los 29 objetivos no fueron alcanzados tal como lo planeó el Ministerio de Defensa. [...] Al menos por ahora no hay necesidad de realizar ataques masivos, pero ya veremos Moscú no persigue el objetivo de destruir a Ucrania", aclaró.

Por otra parte, el mandatario reiteró que Moscú siempre estuvo dispuesto a dialogar con Kiev y que fueron las autoridades ucranianas las que decidieron desmantelar el proceso tras las negociaciones celebradas en marzo en la ciudad turca de Estambul.

"Siempre decíamos que estamos dispuestos. Incluso en Estambul alcanzamos ciertos acuerdos que, de hecho, fueron casi rubricados" remarcó.

Sin embargo, tras el repliegue de las tropas rusas de Kiev, las autoridades ucranianas "perdieron inmediatamente la voluntad de conversar".

"Pero si llegaran a estar listos, ¡vamos! En ese caso, probablemente, serán necesarios los esfuerzos de mediación de todos los interesados", subrayó. 

En esta línea, recordó que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ratificó la decisión del Consejo de Seguridad y Defensa Nacional de Ucrania que prohíbe llevar a cabo negociaciones con Rusia, mientras Putin sea el jefe del Estado.

 Asimismo, el presidente advirtió que Moscú cerrará el corredor humanitario para la evacuación de cereales ucranianos si se confirma que el artefacto usado en la explosión contra el puente de Crimea, calificada por Moscú como un atentado perpetrado por Kiev,  fue llevado desde el puerto de Odesa en un carguero, algo que todavía no tiene claro.

Putin no confirmó su participación en la cumbre de los países del G20, programada para noviembre en Indonesia, si bien la parte rusa estará representada en el foro y en ese sentido aclaró que actualmente no considera necesario reunirse con su homólogo de los Estados Unidos, Joe Biden.

"Hay que preguntarle a él si está listo para mantener tales negociaciones conmigo o no. Francamente, no veo esa necesidad en general", estimó.

Y un auténtico coletazo de las consecuencias de la guerra en Ucrania lo sufrió en los Estados Unidos la congresista Demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, criticada por apoyar a Ucrania.

 En efecto, dos personas interrumpieron un encuentro público en que participó y la acusaron de ser parte de los "halcones de guerra" que financian a los "nazis ucranianos".

Los hechos ocurrieron en el distrito de Bronx, Nueva York, donde un joven se puso de pie e interrumpió la intervención de Ocasio-Cortez para reprocharle que apoyó con su voto en el Congreso de EE.UU. el envío de armas a Ucrania.

El individuo acusó a la política de estar a favor de una tercera guerra mundial contra Rusia y China y le preguntó: "¿Por qué está jugando con la vida de los ciudadanos estadounidenses?"

Seguidamente, otro miembro del público también comenzó a recriminarle por su postura belicista: "Usted votó para movilizar y enviar dinero a los nazis ucranianos. Es una cobarde. ¿Es usted una socialista progresista?".

Además, la criticó por "no hacer nada" para poner fin al conflicto en Ucrania y le puso como ejemplo a su excompañera de partido Tulsi Gabbard, quien sí tuvo el "coraje" para "denunciar" al Partido Demócrata.

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.