JUEVES 08 de Diciembre de 2022
 
 
Compartir
Twittear
Hucal, Naicó y Colonia San José  

Pueblos con Misterio, una experiencia diferente en La Pampa

En el marco de la oferta turística pampeana, tres pueblos invitan a disfrutar de su pasado en un ambiente sereno y distendido. Se trata de Hucal, Naicó y Colonia San José.

Estos tres sitios, algunos inmersos en el caldenal mantienen en pie su patrimonio edilicio y forman parte del programa de la Secretaría de Turismo de La Pampa -Pueblos con Misterio-, que tiene por objetivo contribuir con la conservación de estos espacios para su aprovechamiento turístico. 

Hucal 

Este pequeño pueblo del sureste de la provincia surgió a fines del siglo XIX ante el auge del ferrocarril y las exportaciones agrícolas ganaderas, en la época en que Argentina era el granero del mundo. 

Las tierras donde luego se emplazaría la estación de Hucal, pertenecieron por milenios a las tribus de Pampinos Tehuelches. A ellos debemos el nombre de este lugar, el cual deriva del vocablo ‘ucal’ que significa ‘lugar apartado de camino principal’, en alusión a la rastrillada que pasaba al norte de la localidad. 

En el año 1883 comienza a organizarse en estas tierras el primer establecimiento rural de La Pampa, la estancia Hucal, bajo la propiedad de Antonino Cambaceres, quien poco tiempo después donó parte de sus tierras para la construcción de una colonia ferroviaria, vinculada al primer ramal de ferrocarril que se internara en territorio de La Pampa, y se extendiera entre Bahía Blanca y Toay. 

Así se origina el pueblo, siendo el quinto asentamiento urbano establecido en la historia de nuestra provincia, ubicado a 90 km de General Acha como punto de referencia. 

Su apogeo llegó a su fin con la desintegración del sistema ferroviario, haciendo que la localidad quedara sin servicio de trenes, y casi todos sus habitantes emigraran. 

Impulsados por el deseo de conservar el patrimonio del sitio, algunos habitantes del pueblo decidieron conformar una asociación civil denominada ‘Asociación Hucal Despierta’, a los efectos de trabajar por la memoria de la localidad, siendo guardiana del patrimonio hucaleño. La Secretaría de Turismo colabora con el desmalezamiento y limpieza del sitio. 

En la actualidad, es posible adentrarse en los vestigios de la colonia ferroviaria, su antigua estación, los galpones de maquinaria, y su plataforma giratoria. El conjunto de estos espacios atraen a los visitantes a realizar caminatas, visitas guiadas, paseos en bicicleta, o tan solo disfrutar del paisaje inmerso en los atardeceres pampeanos. 

Naicó

A 45 km de la capital pampeana y fundada en el año 1911 en torno a la estación de ferrocarril que conectaba con el establecimiento San Huberto, hoy Reserva Provincial Parque Luro, esta localidad fue testigo de abruptos cambios del paisaje pampeano. 

Fortunato Anzoategui fue sin duda el principal impulsor de la explotación forestal de la zona. Su empuje lo lleva a instalar 70 familias que trabajaron en el desmonte del caldenal, cuya madera alimentaba las calderas del ferrocarril y se exportaba a Europa. 

Así fueron reemplazando los bosques de caldén por cultivos, abriendo paso a la producción agrícola ganadera en la zona. 

Hacia mitad del siglo XX la caída de la producción forestal, a consecuencia de la extracción excesiva de árboles y disminución de la demanda, provocó que la población de Naicó migrara hacia la ciudad. 

Sumado a la disminución de la actividad agrícola y el mejoramiento de las carreteras, baja la frecuencia del ferrocarril, dejando de pasar en 1991, lo cual concluyó en el despoblamiento del lugar, que al día de hoy tiene tan sólo 3 habitantes. 

En la actualidad, este sitio constituye un atractivo turístico que despierta curiosidad e invita al visitante a recorrer y descubrir los vestigios de su glorioso pasado. 

Todos los sábados, domingos y feriados, se realizan visitas guiadas en el lugar por personal de la Secretaría de Turismo de 11 a 17 horas. 

Colonia San José

A sólo 5 km de Colonia Barón se encuentra la Colonia San José, de raíces culturales, costumbres y tradiciones de los Alemanes del Volga. 

Su histórica Iglesia fue proclamada oficialmente como Santuario Diocesano el 1º de mayo de 2015 y declarada Monumento Histórico Provincial el 12 de agosto de 1983 según el decreto Nº 1192. 

Siendo el punto focal de este poblado, desde lo arquitectónico se destaca por su estilo neoclásico alemán. Posee una torre de 23 metros de altura y un altar realizado en mármol de Carrara. Por otra parte, su valor patrimonial reside en haber sido el centro de atracción e irradiación cultural más importante del norte pampeano, y por ser la expresión, tanto de la fe como de la cultura, de una de las colectividades que a principios del siglo XX se instalaron en suelo pampeano. 

En la actualidad, a esta típica colonia alemana llegan anualmente miles de peregrinos movidos por la fe católica y buscando la naturaleza y tranquilidad que ofrece el poblado. Son tradicionales las celebraciones religiosas del 1º de Mayo, y del primer día de cada mes; hay frecuentes procesiones en bicicleta, caminando o en moto hacia el santuario. 

El templo permanece abierto de 9 a 19 hs todos los días. Contactos: Cel: (2302) 15699534. Peregrinosdesanjose@hotmail.com. Facebook: Santuario San José Diócesis de Santa Rosa. 


 

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.