MIÉRCOLES 24 de Julio de 2024
 
 
Compartir
Twittear
 

La “vieja casta” fue un salvavidas para Milei...

La paciencia, las estrategias, los mecanismos bien elaborados para aplicar la contundencia del “pegar justo”, le dieron al presidente liberal Javier Milei, tras casi siete meses de gobierno, el primer round de una intensa disputa que le planteó a la “vieja clase política”.

Parte de la sociedad soportó estoicamente hasta la fecha, las vicisitudes de una reformulación del Estado que los afectó de diferentes maneras, pero a todos por igual.

Algunos, con más espalda, pudieron soportar las contingencias de un ajuste brutal que, si bien “mellaron” sus ingresos y tuvieron que aplicar medidas restrictivas que, incidieron en disminuir la producción, situación que conspiró con el empleo ocioso a la que debió darle una solución. Mientras que otros vieron agotadas sus posibilidades y no les quedó más remedio que el cierre y la búsqueda de otras opciones.

Este escenario de un marcado dramatismo en lo social fue repercutiendo y agudizando indicadores de desempleo, pobreza e indigencia, además de otros aspectos como: salud, educación, producción, industrialización, provocándose el mecanismo de ajuste en empresas emblemáticas como Acindar, Siderar, automotrices, crisis en los sectores exportadores y los vaivenes de la importación, que en aras del ejercicio del libre mercado, se abrió para determinados sectores que comenzaron a descalzar la industria local y PyMEs, que se encontraron en claras desventajas para poder competir.

En esta primera etapa, el equipo presidencial, fundamentalmente el “trío” del poder Javier Milei, Karina Milei y Santiago Caputo, con la aplicación de políticas económicas de la mano de Luis Caputo, con recortes presupuestarios, eliminando la parte más importante de la obra publica, entre otras acciones inherentes a la aplicación del DNU, fueron artífices del reacomodamiento del Estado, cuya finalidad es achicarlo, en sus responsabilidades constitucionales, dejando que impere la libertad del mercado, la competencia sin normativas de control, tendiendo a eliminar el déficit fiscal e imponer como paradigma del liberalismo-anarcocapitalista, el superávit fiscal.

Para estos logros fueron aplicadas políticas de achique en cuestiones previsionales y allí los jubilados sufrieron el azote implacable de ingresos que apenas cubren el 50 por ciento de la canasta básica. Se ajustaron planes sociales,eliminándose los intermediarios como una medida sanadora del sistema, pero no se cumplió efectivamente la atención de los mas necesitados.

Fueron cercenados casi en su totalidad los aportes a las provincias, desatendiendose las obras públicas nacionales convenidas con los Estados Federales, generándose un importante índice de desocupación. Se retacearon los aportes obligados, caso de La Pampa a la caja Previsional, poniendo en riesgo la atención de sus afiliados.

En síntesis, primera etapa a los empujones y con un Milei procurando una imagen de estadista y líder en el exterior: llegó y mal que le pese a muchos, ahora consolidó su poder con la aprobación de la Ley Bases y el Paquete Fiscal, con algunas correcciones, modificaciones, pero sosteniendo el objetivo que persiguió desde que lanzó su proyecto: las Facultades Delegadas y la aplicación de las políticas monetarias.

La semana próxima se suma el mentor de esta parafernalia transformadora, el “padre de la criatura”, Federico Sturzenegger, quién, según anunció el presidente, asumirá su cargo de Ministro que tendrá actividad directa con el inicio de las regulaciones del plan, que consiste en modificar más de 3000 normas hoy vigentes y se reitera el régimen monetario, cuyas implicancias no se conocen.

Enarbola hoy Milei la bandera de una victoria a lo “pirro”, que es difícil predecir que resultados tendrá. 

Es sabido y muchos economistas comparten el criterio antinómico a las políticas liberales-anarcocapitalista de Javier Milei, sosteniendo que hacen “agua”, por algunas imprevisiones que ellos las fundamentan y que el presidente, en cada oportunidad que se le presenta, las denosta, llamándolos “ignorantes económicos”.

Dijo el presidente: “Ya pasó la etapa del déficit cero, ahora vamos a la emisión cero, se viene el cambio de régimen monetario”. Agregando en una nota realizada por el medio porteño La Nación + “Hasta ahora hicimos la fase 1 del gobierno; por un lado, hemos pasado la reforma estructural más grande de la historia. La Ley Bases de anoche es un hito histórico y monumental, es cinco veces más grande que la reforma que hizo (Carlos) Menem, que hasta ahora era la más grande de la historia argentina”.

Las políticas del mileismo, tienen mucho de la “casta mas rancia del país”. Pero el la menciona como el punto de partida de aquello que tiene programado para desarrollar en el país.

“Vienen más reformas estructurales, la semana que viene hacemos el nombramiento de (Federico) Sturzenegger y vamos a sacar lo que él llama ‘Ley de Hojarascas’, que son un conjunto de regulaciones que entorpecen el funcionamiento del sistema económico”.

La transformación esta abriendo los portones de acceso y solo cabe esperar, porque el país lo necesita, que todo funcione; aunque son muchas las voces que se alzan para indicar que nos enfrentamos a una “caída mucho mas seria que la que veníamos soportando”.

Javier Milei cerró parte de su extensa exposición manifestando: “La economía ya se esta moviendo y hay fundamentos para que empecemos una recuperación sólida. Cuando pasa el pánico se empieza a expandir el consumo, hay recomposición de salarios reales y de jubilaciones y el gasto público en términos reales cayó 30%, lo que implicó un ahorro fiscal de 15 puntos del PBI, que ahora vuelve para que la gente lo pueda usar... En diciembre discutíamos la hiperinflación y hoy discutimos los créditos hipotecarios”.

Eso lo expresa el presidente de la Nación Dudas: muchas. Resultados, por ahora no se ven. El futuro sigue siendo óptimo en la mente del primer mandatario, pero no llega a la ciudadanía en general.

El correr de los días nos dará la respuesta.
 

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.