MARTES 07 de Febrero de 2023
 
 
Compartir
Twittear
 

La lucha por el poder...

La dura confrontación que se materializa en el interior de la coalición Frente de Todos, por lo que se puede apreciar cada vez se agudiza más y no plantea ningún escenario contemporizador, todo lo contrario.

La destrucción del oponente parece ser el objetivo que se persigue de las diferentes líneas que están dentro del marco oficialista pero en bandos opuestos.

La necesidad de generar un posicionamiento que fortalezca a las figuras en pugna, los lleva a utilizar todos los mecanismos de desgaste, que se pongan al alcance de sus propósitos. 

Algo en lo que posiblemente, algunos de ellos no ha tomado en cuenta es: que prácticamente es una ‘autodestrucción’, que con agudeza una parte de la oposición procura aprovechar y cuando ve un incipiente fueguito, acude presurosa y utiliza los ‘bidones de nafta’ que tiene preparados.

Cuando observamos y escuchamos a los encuestadores, no importa el signo ni quién se hace cargo de pagarles, comienzan a verse coincidencias que no son parte de un operativo.

Margen de error, más o menos amplios, según quién haga conocer sus evaluaciones, donde parte de la ciudadanía está mostrando su cansancio, por ser espectadores privilegiados de los conflictos que se plantean, están negados a los políticos.

Pero nadie se pone a analizar -hablamos de la clase política- que están rompiendo todo; tienen, en líneas generales, alta negatividad y es cada vez más evidente que tendremos un balotaje y allí pueden aparecer las sorpresas.

Estuvieron, el presidente Alberto Fernández, acompañado por funcionarios de su gabinete, en La Pampa, para ver ‘in situ’, la construcción del gasoducto Néstor Kirchner, en el tramo pampeano.

No hacía falta que alguien -que vive de la desinformación- como Gabriela Cerruti, vocera presidencial, saliera a ‘tuitear’, mostrando un desconocimiento supino de obras anteriores, de similares características, afirmando que desde 1986, no se llevaba a cabo una obra de esta naturaleza.

Apenas fue enviado a la red social, salieron a desmentirla hombres del cuño kirchnerista, como Julio De Vido, ministro de Obras Públicas durante gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, sosteniendo que durante su gestión se construyeron 3.000 km. de gasoductos, citando las provincias que se vieron beneficiadas con esta obra.

Hubo otras obras, en provincias como Córdoba y Santa Fe, desde donde también le señalaron, a la vocera, que estaba en un grueso error. Ratificando que poco se informa, antes de salir a respaldar al presidente Alberto Fernández.

No se perciben candidatos sólidos, consensuados, que respondan, ni al oficialismo ni a la oposición. Hay varios en cada sector que disputarán las elecciones en -si hacen- las PASO y los que queden, en noviembre las presidenciales y otros poderes.

La ausencia de nombres, está generando esta etapa de enorme conflictividad. Si a ese aspecto le sumamos, el posible intento del DNU, que procura en su contenido modificar la estructura de la Corte Suprema llevando el número de sus integrantes a 25, con participación de candidatos nominados por las provincias, dos por cada estado federal, quedando la designación de quién va, bajo la órbita presidencial, el aire político se enrarece.

Y podemos agregarle la conmoción que ha provocado la presencia de los presidentes latinoamericanos que participan de la Cumbre de la CELAC, tres de ellos cuestionados por estar acusados de gobernar bajo un sistema dictatorial y la reticencia de Alberto Fernández a responder a los reclamos que no los deje participar, se vislumbra otro marco de confrontación socio-política.

Si intentamos analizar las expresiones del presidente argentino a un medio brasilero, que ante la pregunta sobre la inflación que pesa sobre la Argentina, dijo: ‘Gran parte de la inflación es autoconstruida, está en la cabeza de la gente’. Estamos realmente ante un problema.

La gran pregunta es: ¿Cómo le explicamos a la gente cuyos ingresos no le alcanzan para llegar a fin de mes, que eso está en su cabeza y que no es una espiral de precios incontenible?

En síntesis, transitamos un panorama políticamente desolador. Nadie puede aventurar qué sucederá en los próximos meses. Los adelantos provinciales pueden dar una pauta, no una seguridad, pero materializará qué piensa la sociedad argentina.

Una vez se tengan resultados, en provincias, con notoria influencia en elecciones nacionales, como Córdoba, Santa Fe, entre otras que adelantarán sus comicios para no ser arrastrados por la negatividad nacional, podrá evaluarse el futuro.

Por ahora lo que se ve es mucho fuego cruzado sin posibilidades de que en algún momento, reine la paz.
 

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.