LUNES 05 de Diciembre de 2022
 
 
Compartir
Twittear
 

Jabalíes y pumas en campos de Pico, Quemú e Intendente Alvear

En los últimos meses, productores agropecuarios del norte pampeano registraron un fenómeno novedoso en relación con la fauna silvestre de la zona. Ejemplares de jabalíes, solitarios o en piaras, atraviesan los lotes y causan daños en silobolsas con maíz. Además, un puma ronda en campos situados a tan solo 20 kilómetros al sudente de General Pico.

Ayer, en diálogo con La Reforma, el reconocido productor y dirigente ruralista Jorge Arocena -actualmente a cargo de la Vicepresidencia segunda de CARBAP- describió la situación en los siguientes términos: “Desde hace unos pocos años hay una rareza en la zona porque hay en los campos del norte una cantidad importante de chanchos jabalíes. No es normal, porque este no es su hábitat. Los jabalíes son animales del monte. Pero resulta que se da la situación de que los campos están sembrados y, los que tienen maíces, permanecen mucho tiempo sin ser cosechados. Además, anda mucha menos gente en los campos y entre los campos”.

“Entonces, al haber un corrimiento de la fauna desde los montes a esta zona, y al encontrar acá más facilidades para su alimentación, hay cada vez más jabalíes. Además, muchos de esos animales ya se han cruzado con los cerdos comunes, ya que comparten ciclos biológicos similares”, explicó Arocena.

Resaltó luego que “recientemente, en un campo de Quemú Quemú, hubo un hecho relacionado con rotura de bolsones (silobolsas). El dueño de esos bolsones dice que los causantes del daño fueron chanchos jabalíes, supongo que los habrá visto y los habrá corrido. Esto nos da un poco el tenor de la situación”, amplió.

En otro momento del diálogo periodístico, Jorge Arocena, reveló que recientemente, en cercanías de Intendente Alvear, se detectó una piara de aproximadamente diez ejemplares que se trasladaban de un campo a otro.

El dirigente ruralista, sobre el final de la entrevista, relató que hace muy pocos días, cerca de su establecimiento rural, ubicado a casi 20 kilómetros de General Pico, vio un puma. El felino ingresó a un campo cuyo puestero, al día siguiente, le confirmó a Arocena que el animal ronda la zona desde hace bastante tiempo.

Hasta el momento no se conoce ningún pronunciamiento oficial que explique, o intente explicar la deriva de ejemplares de la fauna silvestre propia del oeste y el sur de la provincia hacia el norte del territorio provincial. Arocena reconoce que, apenas a partir de la observación de los animales y los comentarios que circulan sobre el tema “no daría un juicio contundente sobre esta situación”.
 

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.