LUNES 22 de Julio de 2024
 
 
Compartir
Twittear
La música cuenta su historia  

Francisco Gorrindo 

Nació en un modesto hogar de Quilmes, una localidad al sudeste el Gran Buenos Aires asentada al borde del río de La Plata. Al perder de muy chico a su padre fue criado por su madre y sus tías. Concurrió algún tiempo a la escuela primaria y se sintió atraído por la poesía.

Trasnochador, amante de la bohemia, frecuentador casi cotidiano de los ambientes de tango del centro de Buenos Aires, según un amigo de la infancia se definió a sí mismo en la letra del tango “Mala Suerte” donde dice: “Porque yo sé que mi vida, no es una vida modelo, porque quien tiene un cariño, al cariño se ha de dar, y yo como el jilguero, que aún estando en jaula de oro, en su canto llora siempre, el antojo de volar”.
Fue funcionario del municipio de Quilmes y se casó con Elma Lapante, con quien tuvo tres hijos. Escribía incansablemente. Su primer tango, que lleva música del guitarrista Pablo Rodríguez, fue “Perdón de muerta”, que compuso cuando tenía veinte años y grabó la cancionista Mercedes Simone.
Hacia fines de la década de 1930 se inició otra etapa de su carrera con varias canciones, algunas de ellas prontamente grabadas donde se destaca su éxito “Las Cuarentas”.
A propósito de este tango, contaba Roberto Grela que Gorrindo le mandó la letra a General Pico, donde se encontraba actuando, y allí le compuso la música. Estrenándolo al mes siguiente Fernando Díaz.
Sus letras tenían un lenguaje directo, sentido y sencillo, y aunque marcaban descreimiento y señalaban injusticias, ese material produjo verdadero impacto entre 1936 y 1940. Éxitos suyos fueron “Paciencia”, “Mala suerte”, “Gólgota”, “La bruja”, “Ansiedad”...
A propósito de “Las Cuarentas” su letra dice: “Con el pucho de la vida, apretado entre los labios, la mirada turbia y fría y un poco lento al andar. Aprendí todo lo bueno, aprendí todo lo malo, sé del beso que se compra, sé del beso que se da... Del amigo que es amigo siempre y cuando le convenga, y sé que con mucha plata uno vale mucho más”.
Sus obras fueron cantadas por Azucena Maizani, Charlo, Roberto Maida, Alberto Serna, entre otros.
Para terminar esta nota diremos que este poeta nació en 1906 y falleció en 1963.
 

Colaboración: Daniel Mollani 

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.