MARTES 29 de Noviembre de 2022
 
 
Compartir
Twittear
 

Femicidio de Fetter: declararon dos testigos de la defensa

Con solo dos testigos de la defensa, entre ellos una amiga que avaló la teoría de la caída, continuó hoy el juicio contra Marcelo Darío Agüera, quien está acusado de homicidio doblemente calificado, por la relación de pareja y por femicidio, en el marco de la ley 26485 de Protección Integral contras las Mujeres. La víctima fue Mirta Inés Fetter, de 39 años.

La acusación del Ministerio Público Fiscal es que Agüera, también de 39 años, en su vivienda del barrio Los Hornos, golpeó a Fetter en la cabeza y en otras partes del cuerpo el viernes 7 de enero pasado. Y que, a raíz de las lesiones que le produjo, la mujer falleció el martes 11 en el hospital Lucio Molas.

Graciela Guenchual fue la primera testigo del sexto día del debate oral y público que se viene desarrollando en el Centro Judicial de Santa Rosa. Conoce al imputado porque sus familias eran amigas.

La mujer manifestó que “él se la pasaba en mi casa, incluso vivió un tiempo en ella hasta que se fue a otro lado”. “Es re trabajador (sic), buena persona, mis hijas lo adoran, se ha ido a cazar con mi hijo mayor… Es como mi hermano”, remarcó.

Al hablar específicamente sobre qué conocimiento tenía sobre lo ocurrido, Guenchual –consultada por la defensora oficial Silvia Mariel Annecchini– expresó que con Agüera “hablábamos de todo” y que ese viernes “nos preocupamos” porque no había ido a visitarla. Agregó que le contó que Fetter “se había caído y descompensado”, que “le gustaba la chica” y que la relación llevaba “poquito tiempo, uno o dos días, ya que se estaban conociendo”. Incluso reveló que después del hecho “quiso ir a verla, pero le habían impuesto una restricción” de acercamiento hacia la víctima.

– ¿Cómo se relaciona Agüera con las demás personas?

– Es bueno. No tiene mal temperamento. No es agresivo, es jodón (sic) con mi hija. Él la cuidó.

El fiscal Cristian Casais le preguntó cuándo le contó Agüera lo que había pasado, a lo que Guenchual respondió: “Cuando lo liberaron. Dijo (que Fetter) que se había caído y descompensado porque no había comido. Por eso enseguida llamó a la policía”.

La pareja de Guenchual, Pablo Lazo, dio una versión similar. “A Agüera lo conozco porque siempre está en lo de Graciela. Charlamos muchas veces desde hace cuatro o cinco años. Él es amigo de ella de toda la vida. Para mí no es una mala persona. Y es trabajador”.

Ante una repregunta de la fiscalía, Lazo contestó que escuchó de boca de Agüera que su pareja se había caído, aunque no especificó en qué lugar de la casa.

El juicio –que continuará mañana– está a cargo de la jueza de audiencia Alejandra Ongaro y los jueces Gastón Boulenaz y Andrés Olié.  Como querellante particular interviene en el proceso la Secretaría Provincial de la Mujer, Género y Diversidad, a través de las abogadas Flavia Yanet Rubín y Silvana Andrea Abraham.​

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.