MARTES 07 de Febrero de 2023
 
 
Compartir
Twittear
 

El inicio de un año "súper político"

Difícil, controvertido, con más dudas que certezas, se inicia el mes de enero, primero del 2023, con una intensa actividad en el tema de la política lugareña, que será un anticipo de la que se protagonizará nacionalmente para fines del año que comienza.

En lo que atañe al ámbito provincial  es evidente que  varios escenarios que deben contemplarse; atento a que se  consolidó  una fórmula oficialista, perteneciente al FreJuPa, que integra el actual gobernador, que repite, Sergio Ziliotto, acompañado de una experimentada mujer de la política Alicia Mayoral, de buen desempeño en el área legislativa, donde ocupó la vice presidencia de la Cámara de Diputados.

Por otro lado, se muestra una escena donde se ubican los sectores opositores, sobresaliendo- a nuestro criterio- quienes más chances tienen de lograr un frente de pelea, que procura la alternancia en el gobierno provincial,  Juntos por el Cambio, que según  se den los resultados de la interna del 12 de febrero, será PRO, UCR y otros partidos menores que se suman  en una coalición.

También puede darse que, ese grupo opositor, puede tener como conductor a la UCR, PRO y los restantes. Estas dudas quedaran develadas, cuando  se tengan los resultados de la interna.

Se han producido, en los prolegómenos que antecedieron a las nominaciones de las listas, posicionamientos que  solamente tuvieron como protagonistas al sector que pretende gobernar la provincia en lugar del FreJuPa.

El radicalismo un partido que tienen raíces en casi todos los pueblos de la provincia, pretende -y tiene sus razones- ser la cabeza conductora, acompañado por el sector que  generó Mauricio Macri, que con  el tiempo se fue atomizando y aparecieron muchos nombres y líneas internas que hoy quieren ser gobierno- En el caso de La Pampa, quienes responden al Jefe de la Ciudad de Buenos Aires  Horacio Rodríguez Larreta, postulante a reemplazar al  hombre del Frente de Todos, Alberto Fernández.

Sería demasiado aventurado-hoy- procurar tener resultados. Solo evaluar y hacer conjeturas, en el marco de los que se someten internamente a la decisión de sus afiliados y seguidores. En este caso PRO y UCR.

La experiencia de otros episodios políticos donde se sometieron al voto, en el marco de un internismo que abarca a los sectores en pugna, nos indica que los que quedan en el camino, se resienten y no siempre se ajustan al conocido dicho: " el que gana encabeza el que pierde acompaña".

Decirlo es fácil, que se concrete ya es otro cantar. Es en este factor donde si podemos evaluar que, más allá de los consensos que puedan lograrse, la "tropa" hay que rearmarla y convencerla. Tarea nada fácil, porque, las campañas  están basadas en procurar mostrar que somos mejores y para ello, más allá de los cuidados que se puedan tener, hay que fundamentarlo y de alguna manera desacreditar al oponente.

Por otra parte y reiteramos siempre en un análisis, que no pretende ser una verdad consolidada, el oficialismo mostró una destacable inteligencia, al deponer- si existían- situaciones controversiales, para consensuar y formalizar acuerdos que consolidó  nuevamente al FreJuPa, sin demasiado ruido y mucho acuerdo.

La Pampa, por otra parte, desde hace años viene proyectándose basada en el poderío electoral de no más de dos partidos, que serán integrados por otros  menores, que alcanzan puntos de coincidencia, aunque ideológicamente estén en otros cuadros políticos.

De todas maneras la provincia arranca el año, pensando como armar el programa de campaña, para obtener mejores resultados electoralmente,  en las finales del 14 de mayo.

Ni bien se den por culminados y ya con los resultados provinciales en la mano, se comienza a pensar cómo se operará para las presidenciales y las ramas legislativas nacionales, que serán en noviembre, aunque la fecha todavía  no ha sido fijada así como tampoco se conoce cuando se realizarán las PASO, que si tienen vigencia en lo que atañe al orden nacional.

En esta oportunidad la diáspora política es mucho más compleja, atento al notorio  debilitamiento del partido gobernante, cuyo internismo les ha provocado un desgaste, que parece irreparable, mientras que el sector opositor, muestra claramente que tendrá una dispersión impensada de su electorado, atento a los nombres que hoy se muestran como posibles candidatos a la presidencia.

Por otro lado no se pueden dejar de  considerar los que-en algún momento, fueron minoritarios, con escasa incidencia. Con algunas figuras que hoy-caso Javier Milei, se muestran como el fiel de la balanza en caso de que se pueda producir, lo que los entendidos presumen: un ballotage.

Sin lugar a dudas, será un año, de gran movilidad política y esta situación, por más que se pretende evitar, siempre genera desconciertos, enfrentamientos, divergencias y todo aquello que-como estrategia -sirve para llegar al poder.

Preocupa al "albertismo" los funcionarios y las funcionarias que se "tiran por la borda", rememorando el choque del Titanic contra un iceberg. Algunos permanecieron en sus cargos a costa de un alto precio que pago el gobierno por sus desaciertos. Otros no quieren ser los "perdedores". Un capítulo esperable.

Por otra parte  hay una figura, que se siente proscripta, Cristina Fernández de Kirchner. Creemos, sin miedo a equivocarnos, que tendrá un papel preponderante en los armados nacionales. Vaya o no como candidata, su peso político se hará sentir y eso le pone un  "adicional" específico a lo que será la campaña.

En síntesis, empezó un año nuevo, recién lo estrenamos y ya pensamos que será muy difícil de transitar.  La sociedad argentina espera tener renovadas sus esperanzas y poder ver que comenzamos a salir, con crecimiento y oteando en el horizonte un mejor futuro.

Escriba su comentario

Tu email no sera publicado.